DSC_5803

El presidente provincial del PP en Cáceres, ex presidente de la Diputación y también concejal de Cultura del ayuntamiento cacereño, Laureano León, es el cabeza de lista del PP al Senado por la provincia de Cáceres para las próximas elecciones generales del 20 de diciembre.

¿Ser senador es incompatible con ser concejal?

Pues creo que no es incompatible, pero en cualquier caso tendré tiempo para tomar una decisión, desde el 20-D hasta el 13 de enero, para buscar lo mejor para Cáceres y para el partido.

¿Qué puede aportar Laureano León al Senado? Un ex presidente de la Diputación, en un momento en el que hay más voces que nunca contra estas instituciones…

Pues, modestamente, puedo aportar una visión de la provincia de Cáceres… Yo siempre digo que quien habla de cerrar las diputaciones es porque desconoce el trabajo que allí se realiza tan importante para los municipios. En cuanto al Senado, lo que tiene que tener es un contenido más territorial, de defensa de la circunscripción y de los pueblos. Es una cámara que puede servir para buscar los equilibrios entre todos los territorios.

Se presenta en un momento delicado políticamente para el PP, por el auge de los nuevos partidos, y para una nueva legislatura que se prevé complicada por la fragmentación del voto que se evidencia en las encuestas…

No ha habido una legislatura más complicada que la que ahora se termina. Si uno viene de gobernar una institución en la legislatura más complicada que se recuerda, yo creo que ahora que la situación social y económica es mejor, el escenario político que puede darse después del 20-D no es comparable, ni mucho menos, a los duros años que hemos pasado.

Y en el PP extremeño, ¿hay un pulso entre Monago y Floriano?

No existe ningún pulso, sencillamente porque el comité electoral aprueba una propuesta, como candidato número uno del PP extremeño al Congreso, que es Floriano. Las consideraciones son siempre con carácter previo y se quedan en los órganos donde se debate.

¿Entonces se contempló la posibilidad de que Cristina Teniente fuese la número uno?

Las valoraciones que se hagan no tienen por qué ser informaciones. Insisto en que la propuesta del comité electoral fue la de Floriano. Por supuesto, todo se ha contemplado y analizado, pero de manera previa, como sucede siempre.

¿Cómo valora el aterrizaje de los nuevos partidos?

Es la hora de la política con mayúsculas; de la política del consenso, del acuerdo y del diálogo permanente. Y esto lo dice una persona que forma parte del Ayuntamiento de Cáceres, que gobierno ahora en minoría, y forma parte de un partido que ha gobernado la legislatura anterior en Extremadura también sin una mayoría…

¿Y?

Y aun así, pese a no tener mayoría, se ha hecho un buen trabajo.

Las tribulaciones son ahora mucho más palpables en el consistorio cacereño, por ejemplo con la aprobación de las cuentas municipales, que está dando quebraderos de cabeza al Gobierno local…

Pues creo que no hay ningún motivo para rechazar los presupuestos municipales, que abordan cuestiones tan importantes como el Plan de Rescate Ciudadano, con aportaciones extraordinarias de los fondos municipales y la conjunción de medidas estructurales que abarcan a casi todas las áreas del Ayuntamiento, destinadas a ayudar a aquellas personas que más lo necesitan. Hablamos de un Ayuntamiento que es austero. Muy austero. Pero que tiene una capacidad de inversión para satisfacer las demandas de la sociedad cacereña; sin grandes obras faraónicas de cara al año 2016.

No hay motivos para que la oposición rechace esos presupuestos. Solo hay motivos extrapresupuestarios para dificultar su aprobación.

“Creo que ser senador y concejal no es incompatible, pero tendré tiempo para tomar una decisión”

¿Razones electoralistas?

Claramente. Hay incluso algunos que piden hasta prórroga. Que se aplace la aprobación hasta después de las elecciones, en un ejercicio de irresponsabilidad. Ese aplazamiento solo provoca el retraso de la entrada en vigor de medidas que mejoran la vida de los cacereños.

Desde las filas del PP, ¿cómo se valora la subida de impuestos o reforma fiscal del nuevo Ejecutivo regional?

Decían que el PP era el partido de los recortes, pero Fernández Vara es el señor de las tijeras. Cuando la situación económica claramente ha mejorado, no tiene sentido que se vuelva a pedir un esfuerzo a los ciudadanos con una subida de impuestos. Cuando el índice de crecimiento económico es positivo, no se puede entender que sean los ciudadanos quienes soporten ese sacrificio, con una mayor presión fiscal. Ese dato es lo suficientemente revelador para que sean unos presupuestos absolutamente rechazables. Pero esto no es, ni más menos, que la traslación a un documento de la política socialista: más presión fiscal y más intervencionismo.

Eduardo Villanueva /

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here