La segunda fase de la muralla de Cáceres, preseleccionada para el 1,5% cultural del Ministerio de Fomento
Comienza a desmontarse el andamio de la Torre de los Pozos.

La segunda fase del proyecto de rehabilitación de la muralla de Cáceres, que va desde la torre Mochada a la torre del Horno, ha pasado la primera fase para acceder a la financiación del 1,5% cultural del Ministerio de Fomento. Este hecho es así porque cumple con todos los criterios objetivos para optar a la financiación de parte de la obra.

Así lo ha avanzado el alcalde cacereño, Luis Salaya, en la reunión del Consejo Rector del Consorcio Cáceres Ciudad Histórica, celebrada este viernes. En la misma ha destacado este hecho como “buenísima noticia”, porque en torno al 60% de los proyectos que se presentan al ministerio se descartan en esta fase.

“Ello pone de manifiesto que el proyecto que ha presentado el Ayuntamiento de Cáceres es muy bueno”, ha subrayado el regidor, que ha considerado que hay “muchas posibilidades” de poder acceder a los 1,2 millones de euros “tan importantes” para poder seguir afrontando la rehabilitación de la muralla cacereña.

Hasta ahora, las obras de la primera fase, que también cuentan con la aportación gubernamental, avanzan “a buen ritmo”. De hecho, ya ha empezado a quitarse el andamio del lienzo de San Marquino en el Baluarte de los Pozos. “Con su retirada vamos a poder ver la configuración de la torre, lo que será una sorpresa para los cacereños y cacereñas”, ha explicado el regidor.

“Va a sorprender mucho porque vamos a poder ver una torre muy diferente a la que conocíamos pero mucho más parecida a la torre original”, ha aclarado el alcalde, que además ha añadido que “el Baluarte de los Pozos que conocíamos gana forma y, desde luego, gana rigor histórico y va a tener un aspecto mucho más curioso”.

Finalizada esa parte de la obra, ya se está instalando el andamio para empezar a trabajar en el jardín de la Judería vieja. En esta zona, se va a proceder a la rehabilitación del otro lado del Baluarte de los Pozos.

Cabe subrayar que las obras de rehabilitación de la muralla cacereña también han tenido que parar por la falta de materiales durante el confinamiento además de otras medidas que se han tomado durante la crisis sanitaria. No obstante, “han avanzado a buen ritmo durante una parte importante del confinamiento en el que han continuado”, ha remarcado Salaya.

En la reunión del Consejo Rector del Consorcio Cáceres Ciudad Histórica se ha aprobado también la cuenta general del año 2019, según informa el Consistorio cacereño en nota de prensa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here