Caceres
Palacio de Hernando de Ovando en Cáceres - AYUNTAMIENTO DE CÁCERES

El Consorcio Cáceres Ciudad Histórica va a trabajar en recuperar los esgrafiados y pinturas originales que, actualmente, están escondidas en las fachadas de algunos de los edificios de la parte antigua, dadas las numerosas reformas que han sufrido. De esta manera, se quiere aportar un atractivo más al casco histórico cacereño.

Así, se va a intervenir en el palacio de Hernando de Ovando, situado en la plaza de Santa María junto al Obispado; en las fachadas ubicadas en la Cuesta del Marqués, donde se vislumbran pinturas originales bajo los paramentos y otros ornamentos que han sido disimulados con actuaciones posteriores.

Por ahora, se está interviniendo en la fachada principal del Convento de las Jerónimas de Cáceresy está previsto finalizar en septiembre. La rehabilitación de lo que fue la antigua enfermería de San Antonio, ubicada en la calle Olmos, comenzó el pasado mayo con un presupuesto de 79.959 euros.

Los trabajos han incluido una limpieza general, la eliminación de todos los elementos no integrados, la consolidación de los estratos y la fijación de los colores originales, con el fin de recuperar la imagen que ofrecía en el siglo XVIII. Igualmente, se van a disimular los cables en el alero del edificio para evitar el impacto visual negativo. 

El alcalde y presidente del Consorcio Cáceres Ciudad Histórica, Luis Salaya, han visitado este jueves las obras para recuperar esta fachada que «va a permitir conocer cómo era nuestra ciudad monumental y aproximarnos a su pasado histórico», ha declarado.

«Estos trabajos tienen una carga turística y aportan mucho al sector, pero además tienen la finalidad de que nuestros vecinos y vecinas puedan conocer lo que fue Cáceres y aproximarse a su imagen pasada», ha destacado. Asimismo, ha añadido que «lo más gratificante de este tipo de trabajos es cuando los propios cacereños y cacereñas se acercan a redescubrir partes de su ciudad, como ha pasado con el vaciado del Baluarte de los Pozos, y esperemos que suceda también con estas obras».

Por su lado, Fátima Gibello, restauradora del Consorcio, ha explicado la singularidad de la fachada y la importancia de estos trabajos. «No encontramos ninguna fachada como esta en la ciudad, es un caso único. La apuesta por esta restauración es un hito para la ciudad porque va a potenciar que poco a poco vayamos descubriendo joyas así en otros edificios de la ciudad monumental», ha insistido.

En esta línea, Salaya ha reiterado la necesidad de «ir recuperando pequeños rincones» para  «aportar variedad y acercarnos a la verdad histórica de la ciudad monumental, a tener una imagen real de lo que fue Cáceres». Sin embargo, ha aclarado que estas actuaciones en las fachadas se harán de forma «discreta».

«Que nadie espere que la Ciudad Monumental pase a cambiar de imagen, pero sí iremos recuperando rincones que aportan mucha variedad para que nuestra ciudad sea más conocida, incluso por parte de los propios cacereños», ha espetado.

Sin embargo, la primera línea de actuación del Consorcio Cáceres Ciudad Histórica será continuar con la recuperación de la muralla, cuya segunda fase podría empezar a ejecutarse el próximo mes de septiembre, según ha indicado Salaya.

 
FuenteEuropa Press/Avuelapluma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí