La hostelería se concentra en Cáceres e insiste en que sus espacios son seguros
Los hosteleros de Cáceres se manifiestan por la situación del sector debido a la pandemia.

Alrededor de ochenta hosteleros de la provincia de Cáceres se han concentrado este miércoles en la Plaza Mayor de la ciudad para reivindicar que sus establecimientos son seguros frente a la Covid-19, e instan al público a consumir en los mismos y que “no tengan miedo” a entrar en ellos. Asimismo, solicitan también la creación de un comité científico o “foro de expertos” para “dar una solución” a esta situación “global”.

La concentración ha sido convocada por la Asociación de Cocineros y Reposteros de Extremadura (Acocyrex) y ha contado con el apoyo de varios empresarios vinculados con el sector de bares y restaurantes llegados de varios puntos de la provincia. Así, han dado a conocer en Cáceres su malestar por lo que consideran una “criminalización” del sector, al ser considerado como uno de los principales puntos de contagio de la enfermedad.

El presidente de Acocyrex, César Ráez, ha detallado en declaraciones a los medios que sus establecimientos son “seguros” y ha pedido a todas las administraciones que se cree un comité científico para “dar una solución” a esta situación “global” que está viviendo el sector causadas por las restricciones sanitarias por la pandemia. Este hecho ha provocado  grandes pérdidas económicas, a la vez que ha apelado a un acto de “responsabilidad social” para que los clientes cumplan las recomendaciones sanitarias en todo momento.

“Así no podemos estar porque con esta situación de incertidumbre no se sabe cuánto y cuándo, y así no podemos seguir, por lo que pedimos un comité científico de personas que dé una solución a esto”, ha dicho Ráez, que ha apelado a la “responsabilidad de todos”, también de los clientes, para poder atajar esta situación.

El presidente de Acocyrex, asociación que cuenta con 160 socios, a indicado que la situación concreta de Cáceres capital “está sufriendo como cualquier otra ciudad”, mientras que a nivel provincial, las comarcas del norte como La Vera, el Jerte o la Sierra de Gata “están muy mal” porque están se está notando la falta de turismo que, en su mayoría, procede de Madrid.

La pérdida de las cenas

Por si esto fuera poco, debido a la normativa de horarios con el toque de queda los establecimientos hosteleros que ofrecen cenas han visto disminuir drásticamente las reservas. Solamente se salva el servicio de comidas en algunos casos, mientras que la celebración de eventos con banquetes por celebraciones “se ha perdido al cien por cien”, ha remarcado Ráez.

“La hostelería, desde restaurantes hasta bares, se ha perdido absolutamente todo”, ha sentenciado el presidente de Acocyrex, a la vez que ha advertido que de los 11.000 establecimientos que había en Extremadura antes de la crisis, unos 500 ya han cerrado y serán más “cuando acabe todo esto”.

En la concentración de este miércoles, que también se ha llevado a cabo en la Plaza de España de Badajoz, los hosteleros han leído un manifiesto en el que han vuelto a insistir en que sus establecimientos “son seguros”.

“Son muchos los mensajes que día a día nos convierten en focos de contagios y prácticamente las medidas que se toman tienen como protagonista al sector de la hostelería”, se han quejado en el manifiesto. A su vez, han recordado que  en Extremadura el sector hostelero aportaba el 8% al PIB antes de la pandemia, con 11.000 establecimientos abiertos y cerca de 24.000 personas trabajando.

En el texto se lamenta que “la batalla sanitaria” ha vencido al sector pero la caída no está provocada solo por la pademia, sino por la “criminalización” que se está haciendo de la hostelería entre la ciudadanía y los medios de comunicación, según ha declarado Ráez, puesto que, en su opinión, se difunden imágenes que perjudican al sector como foco de contagio.

“Debemos trabajar unidos para superar la barrera de la incertidumbre y que los clientes abandonen el miedo en la puerta de nuestros negocios para que cuando entren se sientan seguros”, ha remarcado, al tiempo que piden “responsabilidad” en la toma de decisiones sanitarias para “salvar la hostelería”.

Por su parte, Juan Burgos, responsable de una empresa de catering de Cáceres ha insistido en que en estos momentos la actividad ha caído a cero por la suspensión de eventos. Además, ha señalado que los espacios hosteleros “no son los culpables de lo que está pasando”, porque se llevan a cabo actividades de limpieza y desinfección diarias para cumplir con los protocolos sanitarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here