¿Cómo surge este proyecto de MIMENÚ?

El Proyecto es una idea de Pepe Regidor, de Electricity Marketing y mía, José Manuel Galán Rubio, de Quién le Pone el Cascabel al Chef. Una tarde de confinamiento nos dimos cuenta de lo fea que se estaba poniendo la situación. Tenemos conocidos con escasez de recursos económicos y la verdad es que estamos preocupados por el futuro que se plantea en varios sectores. Yo creo que lo vamos a notar mucho en la hostelería, el turismo, el diseño  gráfico…

Entonces decidimos actuar para poner en marcha el MIMENÚ. En un principio, nos pusimos en contacto con Fátima Galán, que es mi hermana, que está en contacto, por motivos laborales, con otros restaurantes de Madrid que realizan tareas similares y nos pusimos manos a la obra.

¿Cómo está siendo la acogida?

La acogida esta siendo maravillosa en todos los sentidos. Estamos teniendo muchas colaboraciones, donaciones, se han apuntado varios cocineros… 

Nosotros hablamos primero con el Restaurante Lalola y el propietario de Jamonería Las Acacias, puesto que ya habíamos colaborado en otros proyectos y son los primeros que se ponen en marcha con nosotros. Por lo tanto, somos estas tres empresas quienes comienzan el Proyecto y los fundadores del mismo.

A partir de ahí, se une la cocina de ‘B-nomio’, ya que por operatividad es mejor estar en un par de sitios o tres para poder crecer. La semana que viene se une la trastienda de ‘Mario y Marietta’. Quiero destacar que además son grandes cocineros y conocedores de como hacerlo con lo que es mas fácil.

¿A cuántas familias atendéis?

Pues MIMENÚ atendió la primera semana con menús completos de comida y cena con pan, fruta y un refresco, para un número cien personas. Queríamos ser cautos y no abarcar demasiado para hacerlo bien. El compromiso es llegar hasta las doscientas personas, dependiendo de la demanda y hacerlo por un tiempo de entre 6 u 8 semanas.

¿De dónde sacáis la material prima para elaborar los platos?

Esta primera semana hemos contado con las donaciones del Banco de Alimentos y otras entidades. Asimismo, empezaron a colaborar, además de las anteriores, unas treinta empresas y ahora mismo no se ni cuantas van, porque hemos tenido que hacer un nuevo organigrama de trabajo para poder atender toda la demanda. También hemos empezado a recibir numerosas donaciones de particulares.

Ahora confinados, no gastamos tanta energía como en la vida cotidiana ¿Cómo preparáis los menús desde el punto de vista nutricional?

Lo primero en esta situación es paliar las necesidades. El otro día, una de las voluntarias de RedCor, que son quienes hacen los repartos a domicilio, nos hablaba de una persona que vive en un trastero. La cuestión es que cuando llegamos a entregarle la comida lloraba de alegría ya que llevaba varios días sin llevarse nada a la boca.

Después de cubrir la necesidad de alimento que tiene, por desgracia, mucha gente, evidentemente de lo que se trata es que todo esté dentro de unos parametros aceptables. Cumplimos a rajatabla las condiciones de salubridad, debido a la situación que vivimos. Con respecto al tema nutricional, en todas las entregas, que son para dos días, van platos para mediodía a base de legumbres, pasta, verdura y aporte calórico. Para por la noche preparamos algo un poco más ligero como ensaladas o salteados de verdura. También se incluye un refresco, que seguramente hace más llevadero el tema, y su correspondiente pieza de pan y fruta para cada día.

¿Cómo podemos colaborar o sumarnos a vuestra MIMENÚ?

Pues mira, cualquiera puede colaborar llamando a los teléfonos habilitados para tal caso 616428037 y 620871637. Si alguien quiere aportar alimentos, puede donarlos directamente al Banco de Alimentos o ponerse en contacto con el 616428037.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here