La bruja Circe

Su nombre en inglés, dill, proviene del escandinavo dilla, que se traduce como calmar, en alusión a las propiedades calmantes y digestivas de la planta. La flor del Eneldo es conocida como la flor del dinero, pero se utilizó también para protección, en particular de los niños, así como para ahuyentar espíritus malignos, atraer la fortuna y el amor.

La tradición asegura que si colocas detrás de la puerta de la cocina un pequeño ramito de esas flores, los problemas económicos, se resuelven y la económica prospera. Se usa quemando las hojas y las flores mezcladas con un puñado de incienso.

Una limpieza muy importante que aleja todo aquello que frena el progreso y corta los caminos. Tradicionalmente lo hacían las abuelas, en la época en la que el eneldo florece de manera silvestre, de abril a julio… Pero cuando, en el resto del año, alguien tenía un apuro económico, o falta de trabajo hacia el ritual de quemar Eneldo. Guardaba las flores, las hojas, o las semillas secas para esas ocasiones.

Tu también puede hacerlo así. Puedes comprar esta planta en los supermercados. Sus semillas son uno de los condimentos habituales en las cocinas. También lo tienen en los herbolarios porque tiene efectos terapéuticos muy importantes.

No hay excusa, si quieres que tu economía mejore, usa el eneldo. Una forma de potenciar los negocios es poniendo en una bolsita de seda o algodón azul un puñado de eneldo tres monedas muy limpias y un imán y guardarla en la caja, o en tu bolso a propician el éxito, la suerte y potencian el dinero y si haces un aceite aromatizado de eneldo te irá muy bien a la piel, calma, hidrata y nutre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here