Empresarios y representantes sindicales han trasladado al Ayuntamiento de Cáceres varias propuestas para que sean incluidas en el plan de ayudas económicas que se está elaborando para paliar los efectos de la crisis en los sectores productivos de la ciudad.

El secretario de la Federación Empresarial Cacereña (FEC), Pedro Rosado, ha mantenido este lunes una reunión virtual con el alcalde de Cáceres, Luis Salaya, a la que han asistido también la concejala de Economía, Mari Ángeles Costa, la de Asuntos Sociales, María José Pulido, y representantes locales y regionales de UGT Y CCOO.

Los agentes sociales han trasladado al Gobierno local sus “inquietudes” ante la complicada situación a la que se van a ver enfrentadas las empresas de la provincia, por lo que se hará necesaria la puesta en marcha de un plan para revitalizar el tejido empresarial local.

Prioridad a empresas locales

La FEC ha pedido que se dé prioridad a las empresas locales a la hora de licitar nuevos proyectos, siempre dentro de las consideraciones que marca la ley, por lo que ha propuesto la creación de una ‘bolsa de oportunidades’ para que las empresas interesadas puedan inscribirse y facilitar al Ayuntamiento el contacto con las mismas al inicio del procedimiento de contratación.

También considera que sería aconsejable estipular algún tipo de ‘contrato marco’ para la realización de concursos administrativos sucesivos y de características similares. Facilitar la tramitación administrativa de las convocatorias públicas, así como la propia realización de las obras que correspondan, es otra de las propuestas de los empresarios.

Han planteado también la creación de una ‘bolsa de contratistas’ en la que las empresas que deseen trabajar con el Ayuntamiento puedan inscribirse y acreditar su capacidad. De este modo, puede favorecerse a las empresas locales, no por la vía de realizar exclusiones legales, sino por la vía de la velocidad de presentación de ofertas.

RAPIDEZ EN LAS AYUDAS

Otra actuación que los empresarios consideran necesaria es que desde el Servicio de Atención Psicólógica (SAP) del IMAS se preparara un protocolo de actuación de empresas y ayuntamiento que ayuden a superar el miedo post-pandemia que se prevé afectará a todas las capas de la sociedad, en especial a la población de más edad, y que se elaboren protocolos de actuación en establecimientos públicos y como privados.

Asimismo, la FEC apoya que se habiliten ayudas para autónomos, microempresas y pymes pero considera, en todo caso, que “las ayudas deben ser rápidas tanto en su tramitación como en su pago”. “Se trata de que el dinero de las ayudas sirva para el objetivo primordial que es el mantener la supervivencia del tejido productivo, que no haya empresas que no vuelvan a abrir, porque si las empresas mueren no van a poder volver a crear empleo, pero si sobreviven, luego volverán a tener fuerza para aumentar el empleo, ha señalado la federación en nota de prensa.

Impuestos y sectores

Respecto al cobro del IBI, cree que las bonificaciones deben llegar tanto a quien utiliza su propio local para su propio negocio, como a arrendadores que hayan contribuido a la supervivencia de la empresa reduciendo la renta del local de forma significativa. Sin embargo, no se considera oportuno que se reduzca el IBI de los arrendadores que no hayan tenido la sensibilidad de reducir la renta a sus arrendatarios.

La FEC apoya también que las campañas de fomento del sector comercio se extiendan a todos los sectores productivos de la ciudad, es decir , además de al sector comercio, se fomente el consumo en bares, peluquerías, gimnasios, servicios profesionales, estética, ludotecas, e incluso prensa escrita y radio.

“En general se trata de que empiece a calar en la calle el mensaje de que, una vez que hemos ayudado quedándonos en casa, ahora debemos ayudar saliendo y consumiendo en empresas ubicadas en Cáceres, en tanto que, si hay beneficiarios de esta pandemia han sido, sin duda, las grandes plataformas de venta online”, recoge la nota.

En el sector de la construcción, la FEC apoya la voluntad del Consistorio de mantener la inversión en obra pública, en tanto que puede ayudar a dinamizar otros sectores. También propone programas formativos de la Universidad Popular (UP) para la formación y el reciclaje de los trabajadores para proporcionar mano de obra cualificada a la construcción de nuevos proyectos empresariales que vendrán a la ciudad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here