El IMAS incrementa las ayudas sociales y adjudica el servicio a domicilio
Reunión telemática del Consejo Rector del IMAS de Cáceres

El Instituto Municipal de Asuntos Sociales (IMAS) del Ayuntamiento de Cáceres ha celebrado este jueves una reunión telemática de su Consejo Rector. En la misma se ha aprobado la modificación de la Ordenanza de Ayudas Económicas de Urgencia Social y la modificación del Plan Estratégico de Subvenciones, también ha adjudicado el servicio de ayuda a domicilio. Este servicio volverá a ponerse en marcha a partir del lunes tras su interrupción debido al alarma.

La concejala de Asuntos Sociales, María José Pulido, ha explicado que estas medidas han sido acordadas previamente por los grupos de la oposición y los concejales no adscritos. Además, han sido aprobadas por unanimidad con el fin de “mitigar el impacto del COVID-19 y apoyar a los colectivos más vulnerables”.

En concreto, la ordenanza ha sido reformada sobre las cuantías de las ayudas y recoge un incremento de seis meses de ayuda al alquiler (actualmente es de dos). Además, proporciona ayudas a la hora de pagar la hipotecas. 

Por otro lado, han subido los topes de algunas prestaciones como la alimentación y se han incluido de novedades como la consideración de la brecha digital con la compra de tablets para las familias más necesitadas, por ejemplo.

En cuanto al plan de subvenciones, están pensadas para responder a la realidad actual que muestra un incremento de los colectivos vulnerables, “la necesidad de ayudar a las organizaciones que trabajan con colectivos sensibles y que han tenido que hacer frente a grandes gastos por la pandemia y la necesidad de agilizar todas las ayudas, subvenciones y prestaciones”, ha detallado.

Ayuda a domicilio

En esta misma línea, se ha aprobado la adjudicación definitiva del contrato de gestión indirecta del Servicio de Ayuda a Domicilio. Este reiniciará su actividad dentro de “unos días”, puesto que quedó en suspenso por motivo de la declaración del estado de alarma.

La empresa Eulen ha resultado adjudicataria para los dos próximos años con la posibilidad de dos prórrogas de un año cada una. El presupuesto de adjudicación ha sido de 1,16 millones de euros por anualidad.

Pulido ha recordado que este servicio es una prestación “básica” que tiene como finalidad  prestar a las personas que lo necesiten atenciones de carácter doméstico, social, de apoyo psicológico y rehabilitador “para facilitar la autonomía familiar y personal y procurar la permanencia en el medio habitual de las personas mayores”.

Se ha aprobado también la adhesión al convenio marco de colaboración entre la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, la Fempex y Endesa. De esta manera, se blinda a los ciudadanos vulnerables que residen en Extremadura el acceso a los suministros mínimos vitales.

Esta firma, supone “un importante hecho en la lucha contra la pobreza energética”, ha recalcado la concejala. Así, la Fempex se compromete a impulsar la adhesión de los municipios al convenio, mientras que la Junta y el IMAS se encargan de evaluar y determinar el pago de la deuda en concepto de suministro energético de electricidad y/o gas de las personas usuarias de los servicios sociales. Por su parte, Endesa aporta información, descuentos en la factura eléctrica y ampliación en los periodos de pago.

Cabe destacar que antes de iniciarse el Consejo Rector, se ha guardado un minuto de silencio en señal de duelo por las víctimas del coronavirus, según informa el Consistorio cacereño en nota de prensa.

Casi 300.000 euros de ayudas 

Por otro lado, el IMAS ha concedido, desde el 24 de febrero hasta ayer miércoles, un total de 607 ayudas de emergencia por un importe total de 289.555 euros. De las mismas, se han destinado para productos farmacéuticos un total de 4.952 euros, en ayudas para alojamiento alternativo por un total de 520 euros y en ayudas para leche maternizada un total de 4.296 euros.

Solo en la jornada de ayer se tramitaron 12 ayudas económicas por un importe de 5.983 euros para alimentos, alquiler de la vivienda habitual y gastos de la vida diaria. Además, se atendieron 111 llamadas en los teléfonos habilitados para ayudar a la población durante el estado de alarma.

Sobre las personas mayores, el IMAS atendió ayer 8 llamadas, de las que 7 fueron derivadas a los servicios sociales y 1 al servicio de ayuda a domicilio. En lo referente a la teleasistencia, se realizaron 52 llamadas de seguimiento y se atendieron 11 alarmas, ninguna por emergencia sanitaria.

Por lo que se refiere a los centros para personas sin hogar, el Centro Vida está completo, y en el albergue del edificio Valhondo hay 20 personas alojadas (16 hombres y 4 mujeres) y permanecerá abierto hasta el 20 de mayo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here