El Geoparque Villercas-Ibores-Jara a vista de pájaro
Inauguración de la mejora del acceso al Pico Villuercas

El Geoparque Mundial Unesco Villuercas-Ibores-Jara, situado en la provincia de Cáceres ha inaugurado este jueves un nuevo recurso con el que se pone en marcha el Itinerario Geológico La Villuerca. De esta manera, se podrá circular por 11 kilómetros hasta alcanzar una cima a 1.600 metros de altura desde la que es posible contemplar toda la riqueza natural del entorno.

El proyecto ha consistido en acondicionar la pista que va a un observatorio que tuvo uso militar. El Ministerio de Defensa cedió estos terrenos en 2018 y ahora se puede subir y disfrutar del punto más alto del geoparque. De este modo, ya dispone de un nuevo “un recurso turístico y pedagógico de primera magnitud y un revulsivo para el sector empresarial”.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Cae la tarde. Valle anticlinal del Almonte. Paseando por @villuercasgpark

Una publicación compartida de Geoparque VilluercasIboresJara (@villuercasgpark) el

La inauguración oficial ha corrido a cargo de la presidenta de la Diputación de Cáceres Rosario Cordero, que ha dado el “pistoletazo de salida” a este Itinerario Geológico de La Villuerca. El mismo está ubicado en una antigua pista militar que conducía hasta la base de transmisiones -en desuso desde hace décadas- y “ahora convertida en una carretera segura que transita por espectaculares paisajes hasta la cumbre”.

Junto a Cordero han estado representantes del Ejército del Aire, de Defensa, el subdelegado del Gobierno, miembros de la corporación provincial, alcaldesas y alcaldes de la comarca, mancomunidad, y representantes de la Junta de Extremadura, Universidad de Extremadura, Comité Científico del Geoparque y empresarios, entre otros.

Los responsables de dar visibilidad al tradicional corte de cinta han sido la presidenta y el delegado de Defensa en Extremadura, Jesús Caballero. Cabe destacar que han tenido un recuerdo para Ángel Freixinet, anterior delegado de Defensa, con quien se dieron los primeros pasos de este proyecto tras la cesión de terrenos los terrenos a la institución provincial.

Cordero ha realizado un breve repaso por la historia del Geoparque y con palabras de aliento para los empresarios del territorio “en un año especialmente complicado por la pandemia”. En este sentido, ha subrayado que “hoy es un gran día porque la carretera que se inaugura es un motor de dinamización para el Geoparque y para toda la comarca”.

Además, ha declarado que “es una carretera perfecta para terminar la vuelta ciclista de España”.

La primera parada de la comitiva para la inauguración ha sido en la ermita del Humilladero, cuya explanada ha servido también de punto de partida para recorrer los 11 kilómetros que llevan hasta alcanzar la cima La Villuerca a 1.600 metros de altura. Ademásm han contado con las interpretaciones de los responsables y técnicos del Geoparque a lo largo del trayecto.

“El valor de este lugar desde el punto de vista turístico, educativo y científico ha fomentado un uso complementario al hasta ahora usual, forestal o de comunicaciones militares, y se ha transformado en un recurso pedagógico y turístico de primera magnitud”, ha señalado el director del Geoparque, José María Barrera.

Recorrido Geológico

Educativamente se trata de un aula abierta multidisplinar (geología general, geomorfología, paleontología, hidrología, botánica, agro-forestal, historia y cultura) y turísticamente supone un nuevo recurso de primera calidad en la naturaleza de Extremadura.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ah, ¡por fin! La Villuerca. Cuantas imágenes podríamos tener de este monte único, simplemente rodeándolo a vista de pájaro. Es un monte-monumento que actúa como inmenso contrafuerte del macizo villuerquino. Capaz de arrostrase él mismo una larga transición, cuasi ininterrumpida entre el Ediacárico y el Ordovícico, más de 120 millones de años de literatura geológica entre sus rocas (580-460 millones de años atrás). Decenas de panorámicas a los valles en todos los puntos cardinales. Mirador del relieve apalachense que visitaremos mañana. Parte de la historia de los monjes guadalupenses. Cofre de animales aún no desenmascarados por la ciencia. Lugar extenso para los bosques y las aves. Hemos preparado con todo el cariño la pista de subida y estos tiempos no nos han permitido festejarlo. Seguro que lo haremos juntos cualquier día de estos. Primer geositio de @villuercasgpark

Una publicación compartida de Geoparque VilluercasIboresJara (@villuercasgpark) el

A lo largo del itinerario se han distribuido distintas zonas de parada, cuatro de ellas con protecciones de madera y otras con ensanches de aparcamiento. Así, y desde el Humilladero, la visita ha transcurrido por lo que se conoce como el Geositio 40, un yacimiento de vendoténidos y sabellidítidos.

Después, ha continuado por el Mirador del relieve apalachese para culminar en La Villuerca, con una espectacular vista general del Geoparque y, posteriormente, encaminarse a Las Arenas del Océnao Réico y finalizar en el Pozo de la Nieve.

La intervención

El camino consta de una longitud de 11 kilómetros, con una anchura de plataforma de cinco metros. La rodadura se encontraba en un estado absolutamente envejecido con pérdida de material granular por lo que se ha requerido una actuación integral de rehabilitación completa en toda su longitud.

Por otro lado, además de los desperfectos generalizados del firme, la falta de un mantenimiento adecuado ocasionó una degradación del camino. De hecho, las márgenes estaban llenas de maleza que hacía más estrecho el paso disponible en varios tramos a poco más de dos o tres metros.

El camino tampoco disponía de señalización vertical ni de marcas viales aunque sí de elementos de protección (barreras metálicas) en varios tramos. Los mismos eran muy bajos pero necesarios dada la orografía del terreno. Además, contaba con dos líneas laterales balizadas con captafaros.

Una vez adjudicada la obra a la UTE Construcciones Hidráulicas y Viales-Mefiex, los trabajos tuvieron su inicio con el desbroce y limpieza de márgenes eliminando la vegetación espontánea que las colonizaba y que limitaba la actuación a la plataforma viaria y cunetas.

Posteriormente, se limpió y barrió de forma contundente de la calzada, se eliminó el material suelto y se actuó en los taludes de los desmontes de las márgenes que acumulaban tierra a pie de carretera. Además, las zonas que presentaban riesgo de desprendimiento son ahora estables y se aseguró la permanencia de varios terraplenes con el movimiento de tierras necesario.

Una vez optimizado el drenaje de las cunetas se actuó sobre la calzada aprovechando el firme existente cuando ha sido posible; se han rehabilitado las zonas puntuales degradadas, y se ha renovado completamente el firme mediante el extendido en todo el ancho de plataforma de una capa de zahorra artificial. De esta manera, hay un nuevo pavimento, sobre el que se han aplicado marcas viales de delimitación de calzada en bordes.

Por último, se han dispuesto señales verticales y se han modificado en altura las barreras de seguridad existentes, así como otras de nueva instalación que se han pintado para integrarlas mejor en el entorno y evitar el aspecto metálico del material.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here