El Buda Karuna se traslada a la Casa-Museo Guayasamín

Las instalaciones de este recinto cultural ajardinado de Diputación Provincial de Cáceres albergarán a la réplica exacta del Gran Buda de jade blanco ‘Mahar Karuna’, que coronará el cerro Arropez, lugar elegido para levantar el futuro complejo budista de Cáceres.

“La Casa Museo Guayasamín representa la unión cultural entre Ecuador y España, entre Sudamérica y Europa. Este puente entre dos continentes simboliza perfectamente la filosofía de la cultura de paz, y lo que va a suponer el gran centro budista para Cáceres: el punto de encuentro entre Oriente y Occidente”.

Con estas palabras, el presidente de la Fundación Lumbini Garden, José Manuel Vilanova, se felicitaba por la elección del lugar definitivo que albergará la estatua del Buda Mahar Karuna a partir de ahora“.

La Casa-Museo Guayasamín de Cáceres, nació como extensión de la Fundación Guayasamín de Quito (Ecuador), siendo la primera en su género en Europa.

Además, acoge parte de la colección personal del pintor y escultor ecuatoriano Oswaldo Guayasamín, por cuya iniciativa vio la luz la Fundación que lleva su nombre hace ahora 25 años.

Luis Salaya, alcalde de Cáceres, tilda de “muy positivo” el traslado de la estatua de Buda a la Casa Museo Guayasamin “por la cercanía al centro de la ciudad monumental, más accesible para los turistas , aportando así más visibilidad al proyecto”.

Por su parte, el Diputado de Cultura de la Diputación de Cáceres, Fernando Grande Cano, ha destacado que “la Casa-Museo Guayasamín abre sus puertas al Buda Karuna para uso y disfrute de la ciudad de Cáceres”.

Última escala

Cabe recordar que este Buda Karuna salió desde el puerto de Myanmar rumbo a la península ibérica, realizando el recorrido de la milenaria Ruta de la Seda, para desembarcar en Valencia, donde permaneció varios días. En la capital del Turia se realizaron varias ceremonias de bienvenida, tanto civiles como religiosas, y fue visitada por miles de personas.

Posteriormente, viajó hasta Cáceres en un camión de una empresa especialista en el traslado de obras de arte para instalarse en el Palacio de Congresos. A partir de hoy, el Museo Guayasamín acogerá a este embajador de la paz de modo permanente.

Esta escultura de jade blanco birmano es un regalo de la Fundación Lumbini a Cáceres como anticipo de lo que será el mayor centro budista de Occidente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here