916165_1

La Junta deniega ampliar el plazo de contrataciones para el Plan de Empleo Social.

El Ayuntamiento de Cáceres ha anunciado que contratará 60 personas a cargo del Plan de Empleo Social y el PSOE ha criticado que saque 100 puestos de trabajo menos de los que se tenían previstos en el programa de la Junta, que eran 163.

Según los datos aportados por el portavoz municipal, Rafael Mateos, “se van a efectuar 60 contrataciones en dos fases”. El coste de estos contratos asciende a 560.000 euros, de los cuales la Junta de Extremadura y la Diputación Provincial ponen 360.000 euros, el equivalente a 6.000 euros por contrato, y el consistorio aporta 206.000 euros para los mismos.

Las 30 primeras plazas que se van a ofertar son: un arquitecto, un trabajador social, un delineante, un dinamizador sociocultural, tres auxiliares administrativos, 18 ordenanzas y cinco limpiadores.

Entre los requisitos para optar a estas plazas se incluye ser parado de larga duración y tener domicilio en Extremadura y no ser beneficiario de ninguna prestación, a excepción de la renta básica. El plazo ya está abierto y cierra el próximo 10 de diciembre.

“En este plan se tendrá en cuenta la situación personal de las personas que concurran al proceso, de manera que se van a computar los ingresos que tenga el solicitante, una posible discapacidad, si es víctima de violencia de género, así como la cualificación que ostente”, ha precisado el portavoz.

“Los aspirantes, generalmente, los seleccionaba el Servicio Extremeño de Empleo (SEXPE), pero en este caso lo tiene que hacer el propio Ayuntamiento, a pesar de que el SEXPE cuenta con los materiales e infraestructuras para ello”, se ha quejado Mateos alegando que “nosotros no contamos con los medios suficientes para llevar a cabo dicha selección en los plazos que exige la Junta”.

El portavoz municipal ha señalado que por este motivo se solicitó a la Junta una ampliación, “que nos han denegado”. Y esto tendrá como consecuencia, según Mateos, “el colapso que van a sufrir los trabajadores sociales y que repercutirá en otros aspectos como la renta básica”, con 180 expedientes para evaluar.

PSOE: 100 puestos de trabajo menos

Por su parte, el Grupo Municipal Socialista (GMS) ha criticado que el Ayuntamiento saque 100 puestos de trabajos menos que los previstos, argumentando que “hay un informe de Intervención que no permite cofinanciar todos los puestos de trabajo que se podían ofertar; un informe, curiosamente, que se basa en los presupuestos de 2016, que no existen”, ha argumentado la edil Belén Fernández.

Según el GMS, “la realidad es que perdemos 100 puestos de empleo en la capital cacereña, para familias que están en situaciones dramáticas y casi en riesgo de exclusión”.

Eduardo Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here