El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, da el visto bueno a la cancelación del Plan de Navidad

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, tilda de “buena noticia” que la Junta de Extremadura haya retirado el Plan de Navidad para frenar la pandemia del coronavirus. Así, ha espetado que las circunstancias “no permiten ni la más mínima flexibilización”, al tiempo que ha animado a la Junta de Extremadura a que se sigan tomando “las medidas que sean necesarias”, si la situación lo requiere.

“Animamos a la Junta de Extremadura a que, siempre que sea necesario, sea valiente para tomar las medidas que sean necesarias, ya que por nuestra parte no nos preocupas ni lo más mínimo la impopularidad de las medidas que se están tomando estos días, si no que entendemos que es un momento para hacerlo”, ha señalado el regidor cacereño, a la par que ha recordado que la incidencia acumulada en la ciudad “es muy alta” y todo hace pensar que “las próximas semanas no van a ser mejores”.

En esta línea, ha reiterado que la política va a ser “tolerancia cero” con el incumplimiento de la normas decretadas por las autoridades sanitarias para evitar contagios. Por tanto, ha vuelto a repetir que habrá un aumento de la vigilancia policial “muy especialmente” el día de Nochebuena, ya que el gobierno local ha pedido a los cacereños que “no vayan de cañas”, como manda la tradición ese día. 

“Vamos a seguir pidiendo que no haya cañas de Navidad y además vamos a insistir en que no va a ser un día de manga ancha ni de flexibilización, sino todo lo contrario, porque las directrices que tiene la Policía Local y la actitud que van a tener los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad es de vigilancia y de inspección reforzada durante durante ese día”, ha explicado.

Salaya ha reiterado que el 24 de diciembre “no va a ser un buen día para ir de cañas” tanto por el riesgo de contagiarse del virus, como “por el riesgo a sanciones importantes” que se pondrán por el incumplimiento de las normas.

En este sentido, ha recordado que estará prohibido fumar en la puerta de los bares en grupos, es decir, que si se sale a fumar habrá que hacerlo de uno en uno. Tampoco está permitido beber en la calle y se vigilará especialmente que los establecimientos hosteleros cumplan las normas tanto por parte de los empresario como de los clientes.

“No va a ser un buen día para salir, no va a ser un día divertido y lo que pedimos a todo el mundo es que no lo haga (ir de cañas)”, ha finalizado el regidor cacereño en declaraciones a los medios antes de participar en el acto oficial de toma de posesión del nuevo subdelegado de Defensa en Cáceres.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here