Diez de las monjas del convento de Santa Clara de Cáceres dan positivo en coronavirus
Convento de San Pablo de Cáceres

Diez de las trece monjas de clarisas del Convento de San Pablo de Cáceres han dado positivo en COVID-19 tras la realización de test rápidos, una vez que una de ellas presentara síntomas compatibles con la enfermedad.

Sin embargo, tras realizar una PCR a una de las hermanas, esta ha dado negativo, y se está pendiente de realizar pruebas de confirmación al resto. A día de hoy hay nueve clarisas que se mantienen como positivo, todas ellas asintomáticas.

La Diócesis de Coria-Cáceres ha informado en un comunicado de este hecho. En mismo explica que la congregación avisó el pasado miércoles, 6 de mayo, al servicio médico de su zona de salud correspondiente, dado que una de ellas presentaba un cuadro leve de dolor de oídos y febrícula.

Tras la visita del servicio médico y ante la duda de un posible cuadro de COVID-19, la doctora que atendió a la religiosa decidió realizarle un test rápido para confirmar o descartar la enfermedad. Una vez que se confirmó el positivo, el equipo médico procedió entonces a realizar la prueba al resto de las religiosas.

Las monjas que han dado positivo en el test rápido (10 de las 13 religiosas de la congregación, incluyendo la primera afectada) son asintomáticas. Ayer realizaron a dos de las diez hermanas que dieron positivo en un principio una prueba serológica con idéntico resultado (positivo). No obstante, una de las que dio positivo en el test rápido ha dado negativo tras realizarle el PCR.

Por lo tanto, por el momento 9 de las 13 monjas se consideran positivas a la espera de pruebas de confirmación, que se realizarán el próximo jueves, 14 de mayo, para confirmar o descartar el contagio.

El COVID-19 no afecta a los dulces

La diócesis explica que “desde el primer momento” se procedió a su aislamiento individual en el convento de Las Claras. En el mismo, se respetan todas las medidas de seguridad y salud y han cancelando sus actividades cotidianas, entre ellas la elaboración de dulces.

Tras el conocimiento de esta circunstancia y tras consultar con autoridades oficiales sanitarias y alimentarias pertinentes, desde la diócesis lanzan un mensaje de tranquilidad a todos los que hayan comprado productos de estas religiosas. En este sentido, han  confirmado que en el proceso de elaboración se han seguido “todas las normas de buena práctica en higiene de los alimentos y su envasado”. Además, el obrador ha pasado la inspección sanitaria recientemente.

Por tanto, las autoridades sanitarias y alimentarias confirman que “no hay ningún riesgo posible de contagio” por el consumo de los dulces.

Por último, desde la Diócesis confían en que la situación de las religiosas, algunas de ellas de edad “muy avanzada”, mejore lo más pronto posible, así como la de todos los afectados por esta enfermedad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here