Cermi exige que las personas con discapacidad tengan peso en la recuperación de la crisis del Covid
Lectura de un manifiesto con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Junta de Extremadura.

El presidente de CERMI Extremadura, el Comité de Representantes de Personas con Discapacidad, Modesto Díez Solís, ha indicado que la sociedad tiene el “deber moral” de que las personas con discapacidad estén “presentes” en la reconstrucción social y económica de la crisis originada por la pandemia de Covid-19.

Díez Solís remarca que la pandemia ha hecho “estragos devastadores” en el colectivo, “castigando a las personas con discapacidad” y empujándolas a una situación de “fragilidad extrema” en una crisis sanitaria cuyo impacto ha advertido sobre la “precariedad de las estructuras y redes de apoyo” que, ha alertado “ya están casi exhaustas”.

En este sentido, ha declarado que se han usado “muchos recursos propios” para poder acometer la “labor ingente” de mantener centros abiertos durante el confinamiento para que las personas con discapacidad siguieran siendo atendidas. Además, ha puesto de manifiesto que los últimos informes que reflejan las “generalizadas violaciones” de derechos que han sufrido estas personas, especialmente los mayores.

El máximo representante de las entidades de la discapacidad en Extremadura ha realizado estas declaraciones en un acto este jueves con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, en el que también ha participado el vicepresidente segundo de la Junta y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles.

En dicho acto se ha leído el manifiesto elaborado por Cermi para la ocasión y se ha realizado un “llamamiento cívico” a los poderes públicos, al tejido empresarial y a la sociedad civil para impulsar una “alianza sostenida para llegar a una auténtica cogobernanza”, que, a juicio de Cermi, es la “única forma de reconstrucción social”.

Además, para formar parte de dicha reconstrucción, ha insistido en la necesidad de adoptar medidas como la implantación de la accesibilidad universal en todos los entornos. En este sentido, se ha referido a una transformación digital que “no deje atrás a las personas con discapacidad”.

En esta línea, ha puesto sobre la mesa que el teletabajo impulsado por la pandemia abre expectativas laborales al colectivo. No obstante, para que la igualdad de oportunidades esté garantizada ha reclamado que se dote de infraestructuras que permitan esta función a las zonas rurales.

Además del manifiesto, el Cermi ha adelantado que el próximo año desarrollará la campaña de difusión ‘Doce razones, doce valores’ en la que cada una de las diez entidades que la componen, además del colectivo de mujeres con discapacidad y el movimiento sin barreras, explicarán en doce píldoras, una por mes del año, de dos minutos de duración, la labor que hacen en Extremadura con el movimiento asociativo.

El compromiso de la Junta

En su discurso, el vicepresidente segundo de la Junta y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha mostrado el compromiso de la Junta para aportar “todo lo mejor que tiene” y la sensibilidad en las políticas dirigidas a las personas con discapacidad.

Vergeles ha recordado que el 8 por ciento de la población tiene reconocido algún grado de discapacidad y ha valorado el trabajo que vienen realizando las federaciones de personas con capacidades diferentes, un “movimiento reivindicativo” al que ha conminado a seguir trabajando por la consecución de los derechos.

De igual modo, el Vicepresidente ha resaltado la creación en esta legislatura de la Dirección General de Accesibilidad Universal, un ejemplo, ha dicho, que habla de un “gobierno sensible”.

También ha destacado que el proyecto de Presupuestos Generales de Extremadura para 2021 consignan alrededor de 5 millones de euros para un programa de accesibilidad universal, que será el “pistón de salida” para alcanzar el grado de accesibilidad demandado por los colectivos de personas con discapacidad.

Cabe recordar que los PGEx para el próximo ejercicio también incluyen más de 73 millones de euros para la atención a las personas con discapacidad, teniendo en cuenta, ha dicho, que el Marco de Atención a la Discapacidad de Extremadura (Madex) necesita ser “evolucionado y revolucionado”, para lo que se necesita al Cermi.

“Necesitamos entender, necesitamos sentarnos con vosotros para poder construir juntos el futuro de lo que tiene que ser la atención, la accesibilidad y la plena inclusión de las personas con discapacidad”, ha insistido Vergeles.

Atención a la discapacidad en tiempos de pandemia

También, y sobre cómo ha afectado la pandemia a la atención a la discapacidad, Vergeles ha señalado que cuando con la declaración de la emergencia sanitaria le preocupaba las personas vulnerables, entre las que se encuentran las personas con discapacidad, en concreto en las etapas más tempranas y también en la de la vejez.

Por eso, como ha avanzado, está previsto abordar este tema en el Plan de Reconstrucción y Resiliencia de la Unión Europea la “revolución” de la atención en el envejecimiento de las personas con discapacidad.

De esta manera, ha avanzado la dotación de centros y de dispositivos de atención a las personas con discapacidad cerca de donde se han desarrollado como personas, ya que no se puede permitir el desarraigo cuando se alcanza determinada edad.

José María Vergeles también se ha referido a que la comunidad pretende conceder un “papel protagonista” al ámbito de la discapacidad en la agenda de recuperación, con proyectos que “transformen la realidad” de este colectivo en ámbitos como la digitalización, la economía verde y circular y el desarrollo de los servicios sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here