Cáceres obtiene una Pajarita azul por su contribución al reciclaje de papel

La ciudad de Cáceres ha obtenido por primera vez una ‘Pajarita azul’, un galardón que otorga la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (Aspapel), y que también han recibido otras 35 ciudades españolas por su contribución al reciclado de papel y a la conservación del medio ambiente. Cabe recordar que en 2019 se reciclaron en la ciudad 27 kilos por habitantes y año.

Actualmente, la capital cacereña tiene unos 800 contenedores de papel y cartón ya que solo un tercio de las paradas tiene este tipo de contenedor, a pesar de que el objetivo es llegar a los 1.800 distribuidos por toda la ciudad. La pandemia también ha cambiado las pautas de recogida de este tipo de residuos porque ha aumentado el cartón, por causa de las ventas por internet, en detrimento del papel, lo que genera más volumen y menos peso.

Con respecto a la cantidad de recogida, Cáceres está en unos niveles “muy elevados” y supera la media nacional de capitales de provincia y ciudades con población parecida desde que en 1997 se instalaron los primeros 55 contenedores aptos para reciclar papel, según ha explicado el director general de la empresa concesionaria Conyser, Eduardo Chacón. El director general ha comparecido junto al alcalde Luis Salaya, tras asistir a la gala de entrega de los premios, que se ha celebrado de forma online.

Chacón ha detallado que para la concesión del premio se han evaluado 21 parámetros durante todo el año que van desde la trazabilidad del producto, desde que se recoge en los contenedores hasta que se lleva a la planta de reciclado; la limpieza del contenedor; el sistema de apertura o el tratamiento del papel de publicidad comercial.

Sobre otro tipo de residuos como el vidrio, Chacón ha explicado que, durante los últimos meses y según se restringía o se abría la actividad económica, los datos han ido cambiando. Ahora mismo, con la hostelería cerrada durante un mes, se ha reciclado más vidrio que con los bares abiertos, debido al aumento del consumo en los hogares, y porque en la hostelería los niveles de reciclaje son mejorables.

Por su parte, el alcalde de Cáceres, ha subrayado que el premio ‘Pajarita azul’ ha distinguido a Cáceres porque “se recicla mucho y bien” y porque “toda la cadena del reciclaje se hace con una buena técnica”.

El alcalde de Cáceres ha indicado también que el Premio ‘Pajarita Azul’ es “muy importante” y “colectivo” porque reconoce el trabajo de la empresa concesionaria, de sus trabajadores, de los empleados municipales que trabajan en la recogida de residuos, y de la ciudadanía cacereña que utilizan bien los contenedores y hacen su labor reciclando porque “no se pueden obtener buenos datos” si no se cumplen las normas de reciclado.

En declaraciones a los medios, el alcalde ha explicado que es la primera vez que la ciudad recibe este galardón porque antes no se podía acceder a él, al no tener ordenanza de recogida de residuos. “En este caso, al estar tramitándose la ordenanza ya se podía acceder a este premio”, ha informado.

Nueva contrata en julio

De cara a la nueva contrata de limpieza viaria y recogida de residuos urbanos, que cumple este año en junio, el gerente de Conyser ha confirmado que volverá a presentar una oferta al concurso porque. En esta línea, ha argumentado que es una empresa cacereña que “no sabe hacer otra cosa que atender a la ciudad”. Actualmente, trabajan en la contrata de limpieza y recogida de residuos unas 200 personas.

“Para nosotros sería un auténtico castigo no poder levantarnos cada mañana a atender nuestra ciudad, por lo que estaremos con la misma ilusión y las mismas ganas”, ha declarado Chacón, quien ha indicado también que la empresa trabaja por incluir todas las novedades del mercado al servicio como papeleras “inteligentes”, cambiar el formato de contenedores, nuevos sistemas de recogida, búsqueda de fuentes alternativas al gasoil, renovación de flota de camiones, etc.

El contrato de limpieza viaria y recogida de basura termina el mes de junio y todo parece indicar que habrá que prorrogarlo porque, aunque ya se está trabajando en la elaboración de los pliegos de condiciones administrativas, los plazos son muy ajustados. “Confiamos en que sí se pueda sacar el concurso”, ha señalado Salaya, quien ha avanzado que se incluirán “muchas novedades” en la nueva concesión como la colocación de los contenedores marrones para residuos orgánicos y biodegradables.

Con respecto a soterrar los contenedores en algunos lugares, el alcalde ha explicado que los técnicos municipales no son partidarios de esta opción pero se dejará libertad a las empresas para que hagan sus propuestas. “Sabemos que el soterramiento de contenedores es una buena solución en algunos sitios pero muy problemática en otros casos porque es difícil evitar que acumulen agua y olores”, ha aclarado Salaya

El alcalde ha recordado que, respecto al concurso, hay libre competencia para cualquier empresa que quiera concurrir y se incluirán unos parámetros “objetivos”, como dicta la ley. “Como vecino conozco el buen servicio que viene prestando la empresa todos estos años y me alegraría mucho si una empresa de la ciudad consiguiera mantener el servicio”, ha finalizado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here