El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, recordó la pasada semana que el ayuntamiento sigue buscando de forma “activa” una parcela municipal para cederla a la Fundación Lumbini Garden.

La citada fundación tiene previsto edificar un templo budista en la ciudad, pero el alcalde recalcó que se trata de un proceso urbanístico “lento”.

“Estamos en búsqueda activa del mejor terreno posible y el que menos problemas dé para poner en marcha el proyecto en las mejores condiciones”, declaró regidor. También dio a conocer que los promotores ya han visitado la parcela, pero que, por el momento, no se va a dar a conocer la ubicación porque no está totalmente decidido dónde se construirá.

De igual modo, Salaya subrayó que el ayuntamiento “no” quiere generar “falsas expectativas” ni especulaciones sobre este tema. Por esta razón, el alcalde lleva las conversaciones “con discreción”. “Cuando haya una parcela idónea la anunciaremos”, sentenció.

Por tanto, cuando desde el ayuntamiento se valora algún terreno que puede valer para el proyecto, se informará a la Fundación Lumbini Garden para que la estudien y la valoren, pero la decisión final sobre la ubicación del templo budista será exclusivamente del ayuntamiento. Por el momento, se barajan “varias opciones” para su ubicación, pero el terreno elegido debe encajar urbanísticamente con el proyecto, explicó Salaya, que también recordó que el presidente de la Fundación Lumbini Garden, José Manuel Vilanova, está visitando varios países asiáticos en los que está recabando apoyos para el proyecto. Este viaje “está siendo muy fructífero”, añadió.

Según Salaya “El proyecto tiene apoyos suficientes para salir adelante”

“El proyecto tiene apoyos suficientes para salir adelante”, dejó claro el regidor, a preguntas de los medios sobre esta cuestión tras participar en un minuto de silencio por las víctimas de la violencia machista.

Sin embargó, aclaró que el proceso es “lento” y “de años” por lo que “no se verán las máquinas comenzando las obras en los próximos meses”.

Además, insistió en que el proceso hasta la consecución del complejo budista “tiene tanta importancia como la construcción”, puesto que la ciudad “está teniendo presencia en países asiáticos” porque ha aparecido en diversas publicaciones, lo que supone “una promoción para la ciudad que no tiene precio”, concluyó Salaya.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here