Acoso escolar Amnistía Internacional

Amnistía Internacional denunció la invisibilidad del acoso escolar en España y ha hecho hincapié en que se trata de Derechos Humanos que “afecta a miles de niños y niñas y adolescentes y sus familias”. Así se expresó el director de Amnistía Internacional, Esteban Beltrán, en una rueda de prensa que tuvo lugar en Madrid para presentar los resultados del estudio ‘Hacer la vista… ¡gorda!: El acoso escolar en España, un asunto de Derechos Humanos’.

El citado informe es resultado de una investigación documental basada en un trabajo de campo entre octubre de 2017 y diciembre de 2018. Este estudio se centró en Galicia y Extremadura porque fueron las dos regiones desde las que se recibieron menos llamadas al servicio de atención telefónica del Ministerio de Educación durante el primer año de funcionamiento.

De este informe se puede extraer que el acoso escolar es “invisible”, según apuntó Beltrán. Además, señaló que “solo se ve la punta del iceberg de miles de casos que no se registran oficialmente, ya sea como resultado de errores en la recogida de los datos por parte de la administración, por la falta de formación del profesorado y de padres y madres que lo identifiquen”.

Denuncia la falta de información de padres y profesores para identificarlo

De esta manera, el director de Amnistía Internacional puso de manifiesto que el acoso escolar “no se combate adecuadamente porque las medidas que hay para detectarlo no están funcionando”. Así, Beltrán insistió en que los datos son “muy diferentes” según de donde provengan y por tanto, “no reflejan la realidad del sufrimiento y del padecimiento de muchos niños y niñas en España”.

Asimismo, aseveró que “el acoso escolar es un problema de Derechos Humanos”. Añadió también que afecta “a miles de personas” y puso el énfasis en que cuando una persona sufre acoso escolar merma su autoestima, su salud, su rendimiento académico y “su derecho a crecer felices y sin miedo”.

El Ministerio de Educación acusa a Amnistía de 'alarmista'

Por su parte, el secretario de Estado de Educación en funciones, Alejandro Tiana, tachado de “imprudentes” y “alarmistas” las conclusiones del citado informe de Amnistía Internacional. También aseguró que se procede de forma correcta en todos los casos que llegan a través del teléfono contra el acoso escolar, que gestiona desde mayo la Fundación ANAR.
Así, Tiana declaró que “la mayoría de los casos de acoso escolar” identificados en el servicio de atención telefónica “no han sido reportados a la inspección educativa”. También afirmó con rotundidad que no se deja “ningún caso por resolver” y detalló las llamadas recibidas, que fueron un total de 1.603, 941 y que se derivaron a servicios de contenido social. De este modo, 370 fueron tratadas porque requerían ayuda jurídica y 18 fueron “de tal gravedad”, según el secretario en funciones del Ministerio de Educación, se puso en conocimiento a los cuerpos y fuerzas de seguridad.
Además, según Tiana, 332 de los casos registrados en el servicio telefónico fueron catalogados como casos reales de acoso “y todos fueron atendidos debidamente”, ha asegurado el secretario de Estado. Cabe destacar que, según el Ministerio, se han mostrado las cifras de 2017, cuando este servicio estaba gestionado por Alcalá BC, durante el mandato de Íñigo Méndez de Vigo.
Por último, Tiana ofreció los datos del pasado mes de abril en el que se atendieron 12.799 llamadas entre noviembre de 2017 y octubre de 2018. De estas 5.557 dieron la alarma sobre a posibles casos de acoso. Además, en 2018, 77 casos fueron remitidos a las inspecciones educativas y 42 a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado donde corría peligro la integridad física del menor.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here