Un total de 240 personas presentaron la solicitud de asilo en Extremadura el pasado año, según la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), basándose en los datos del Ministerio del Interior.

Esta entidad ha explicado que España resolvió favorablemente una de cada cuatro solicitudes de asilo en 2018, es decir, el 24% del total. El resto, el 76% de expedientes fueron desfavorables. A día de hoy quedan pendientes unas 78.710 peticiones.

“La tasa de admisión está por debajo de los principales países de acogida”, afirmó la secretaria general de CEAR, Estrella Galán, durante la rueda de prensa que se realizó para presentar los datos. Además, ha solicitado más medios materiales y humanos para agilizar las tareas burocráticas y solucionar lo antes posible el tema de los expedientes.

Cabe resaltar que el año pasado España registró 54.065 solicitudes de asilo admitidas a trámite, un 73% más en comparación a 2017. Este dato supone el 0,1% del total de la población, según ha subrayado Galán. Desde CEAR sostienen que estas cifras “desmonta el discurso perverso” de determinados políticos dicen “que el asilo sigue siendo un coladero para miles y miles de personas”.

3.000 personas recibieron protección internacional

2.895 personas están recibiendo protección internacional en España. De estas, 575 tienen el estatus personas refugiadas. Menos del 5% están resueltas, un dato por debajo con respecto a los años posteriores, puesto que en 2017 se aprobaron 1 de cada 3 solicitudes de asilo presentadas, el 35 por ciento del total.

La tasa de admisión en España está por detrás de la de Alemania, Grecia o Italia

“Nuestra aplicación de la protección internacional sigue siendo muy restrictiva”, ha puesto de manifiesto la secretaria general, que ha añadido que la tasa de admisión en España está por detrás de la de Alemania, Grecia o Italia. Por otro lado, la coordinadora de los servicios jurídicos de CEAR, Paloma Favieres, ha manifestado que generalmente se otorga la protección subsidiaria —establecida para las personas que huyen de un conflicto bélico— a ciudadanos de Siria, Palestina y Ucrania, mientras que el de personas refugiadas suele ir a parar a personas de Palestina, Ucrania y Marruecos.

Venezuela, principal país de origen

Más de 19.000 personas de Venezuela solicitaron el asilo en España. Sin embargo, fue una de las nacionalidades con mayor porcentaje de solicitudes denegadas con 30 favorables y 1.965 rechazadas.

Tras Venezuela está Colombia con 8.650 solicitantes de asilo, Siria con 2.775, Honduras con 2.410, El Salvador con 2.275, Ucrania con 2.010 y Palestina con 1.985. Además, un 57% de los solicitantes en 2018 fueron hombres y el 43% mujeres.

Galán quiso llamar la atención sobre el “stock pendiente” de solicitudes porque hace falta una “modernización” y “adecuación” de la administración para “solventar el atasco” de la Oficina de Asilo y Refugio (OAR) para resolver los expedientes. “España tiene que ponerse las pilas de manera urgente”, ha apostillado.

2018: Un año de dificultades

Favieres aseguró que 2018 fue el año “con más obstáculos al acceso al derecho de protección internacional” porque se han producido muchos retrasos en las citas. Pero también ha puesto el foco en que España ha impuesto el visado de tránsito aeroportuario a personas palestinas, al igual que hizo en 2018 con las personas de Gambia y Camerún.

“Esa es la mejor manera de limitar el acceso al asilo”, ha sentenciado. Así se les impide llegar a la frontera de España y pedir ahí mismo el asilo. Además, Favieres ha destacado la violencia de las maras en Centroamérica y la desprotección de las víctimas. De hecho, según los datos de CEAR, aunque las solicitudes desde países como El Salvador, Honduras y Guatemala han aumentado únicamente ha habido 15 resoluciones favorables.

Los retos del 2019
Según Favieres los “retos” pendientes para 2019 pasan por facilitar las peticiones de asilo en las embajadas y consulados. Tanto es así, que en 2018 estas instituciones administraron tan solo 370 solicitudes de asilo, todas destinadas a reunir a familias
De igual manera ha recalcado el “escaso interés” para reagrupar a las familias refugiadas. No en vano, en CEAR aseguran que este tipo de peticiones se demoran “2 y 3 años” y así lo han trasladado al Ministerio de Asuntos Exteriores.
Por último, Favieres ha calificado las negociaciones en materia migratoria de la Unión Europea como “fracaso” y ha pedido al Gobierno una “política de Estado” para los temas de asilo y migración, además de poner fin a “listas de espera” para la acogida.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here