Amarga victoria del PSOE. Pedro Sánchez en Ferraz.

El PSOE ha ganado las elecciones generales del 10 de noviembre con 120 escaños. Sin embargo, la repetición electoral ha resultado ser un fracaso, puesto que el Partido Socialista se ha estancado en el porcentaje de votos e incluso perdido 3 escaños.  

Además, el resto de fuerzas políticas no dan la suma para un gobierno mayoritario de izquierdas pero tampoco para el bloque de derechas. Por tanto, el bloqueo en España continúa. Por tanto, hay dos opciones o un acuerdo de Pedro Sánchez y el PP o un pacto con la izquierda con Podemos y las fuerzas independentistas.

El auge de la ultraderecha

El triunfador de la noche fue Vox, el partido ultraderechista liderado por Santiago Abascal. este grupo ha pasado de 24 a 52 escaños a costa en gran parte de la caída de  Ciudadanos, que  ahora mismo tiene tan solo 10 escaños frente a los 57 de abril.

El Partido Popular también remonta con respecto a los resultados de abril, con 22 escaños más. Por su parte, Unidas Podemos aguanta con 7 parlamentarios a pesar de la irrupción en panorama político de Más País.

Además, las fuerzas nacionalistas llegan con fuerza al parlamento y pasan de 32 a 36 escaños. 

El fracaso de la repetición electoral 

El PSOE quería ampliar su ventaja con respecto al resto de partidos y posicionarse como la fuerza progresista dominante. Ha ocurrido justo lo contrario.

El PSOE no ha logrado conseguir más escaños, sino que que ha perdido 3 diputados -en Madrid, Cantabria y Ceuta. De hecho, este último ha ido a parar a VOX-. Además, han perdido más de 770.000 votos. Igualmente disminuye, aunque en menor medida,  el porcentaje de apoyos, de 28,67 a 28%. Por tanto, los socialistas se quedan con 120 escaños frente a los 123 que consiguieron en abril.  Así, los socialistas contarán con 120 escaños frente a los 123 logrados el pasado 28 de abril.

La sorpresa la dio VOX, que se posiciona como tercera fuerza política en España. Así, el partido De Santiago Abascal suma 52 diputados y ocupa el primer lugar en la Región de Murcia y en Ceuta. Y como tercera en Aragón, Castilla La Mancha, Castilla León, Madrid, Valencia y Extremadura.

El 10N en Extremadura

El PSOE ha vuelto a ganar las elecciones generales en Extremadura. En concreto, los resultados del 10 de noviembre le otorgan el 38,34% de los votos emitidos. De esta manera, el PSOE mantiene los cinco escaños que consiguió en abril, que son la mitad de los  que se reparten en Extremadura.

Por su parte, el PP y el partido de ultraderecha Vox han subido en un diputado cada uno, mientras que Ciudadanos ve reflejada en Extremadura también su debacle nacional. Esto es así porque ha perdido los dos escaños que consiguió en las elecciones de abril, pasando de ser tercer fuerza política a quinta, con un porcentaje de voto, con un 7,58%.

Lo que sí está claro es que el PP sigue siendo la segunda fuerza política en Extremadura con el 26,03%, lo que supone una subida de casi cinco puntos con respecto a las elecciones de abril, ganando así un parlamentario. 

Vox ha escalado seis puntos en el porcentaje de voto en Extremadura. De esta forma pasa a ser la tercera fuerza política en la región con un 16,83%, consiguiendo así dos diputados, uno por cada provincia, uno más de lo que consiguió en abril. 

Unidas Podemos sigue sin representación en el Congreso de los Diputados por Extremadura, con un 9,08% de votos.

Hay que decir que la participación en las elecciones del 10 de noviembre fue del 69,12% del censo electoral en Extremadura, lo que supone cinco puntos menos que en abril, que fue del 74,17%.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here