Un activista LGTBI denuncia recibir amenazas por redes sociales
El activista LGTBI Pablo Iglesias Fernández con la denuncia en la comisaría.

El activista LGTBI extremeño, Pablo Iglesias Fernández, interpuso una denuncia el pasado viernes en la Comisaría de la Policía Nacional en Badajoz por incitación al odio, amenazas e injurias recibidas a través de las redes sociales.

“Marica. Orgullosa tiene que estar tu madre. Como te vea te vuelvo normal a hostias, que aparte de maricón eres rojo”, “Rojo y maricón, madre mía… Si Franco levantase la cabeza…” son algunas de las amenazas e insultos recibidos por Iglesias.

El activista, natural de Don Benito y residente en Badajoz, Pablo Iglesias Fernández ha participado activamente en el movimiento LGTBI así como en iniciativas como ‘Don Benito Orgullosa’. Asimismo, forma parte de la Comisión 19 de Marzo y ha participado con Fundación Triángulo Extremadura en varias ocasiones.

El año pasado ya declaró públicamente haber sido objeto de delitos de odio cuando portaba una bandera del Orgullo LGTBI, según informa la Comisión 19 de Marzo en nota de prensa.

Conviene subrayar que fue la propia Policía Nacional la que al denunciar públicamente los insultos por RRSS, se puso en contacto a través de su perfil oficial con la víctima para animarle a denunciar los hechos en comisaría. De igual modo, también contactó con Fundación Triángulo y la Comisión 19 de Marzo que le mostraron su apoyo inmediato.

“También quiero agradecer la impecable atención de la Policía tanto por RRSS como en la Comisaría de Badajoz, deseando que este trato de comprensión y empatía se tome como ejemplo ante el resto de denuncias por LGTBIfobia”, expresó la víctima en sus RRSS sobre la actuación policial.

Desde el colectivo de LGTBI, Comisión 19M, muestran su apoyo con su compañero, condenan estos hechos, y denuncian el “auge de los discursos del odio que legitiman estas agresiones”.

Por último, tanto la víctima como su colectivo LGTB han querido mostrar su apoyo a Álvaro Fernández que denunciaba haber sido víctima de una “brutal paliza” al grito de “Viva Vox”, coincidiendo con los hechos expuestos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here