La oficina de atención a víctimas por LGBTIFobia que mantiene la Fundación Triángulo, y que cuenta con el apoyo de la Junta de Extremadura, atendió en 2019 un total de 19 agresiones. De esta manera, en lo que llevamos de año 2020 se ha producido un repunte, ya que se han atendido ocho casos en lo que va de año.

Una “clara tendencia al alza” entre las agresiones con un carácter no físico que la Fundación Triángulo atribuye al confinamiento. Cabe destacar que son agresiones realizadas a través de las redes sociales. Por el momento, no hay constancia de agresiones físicas en este colectivo. 

En concreto, en 2019 se atendieron once agresiones en la provincia de Badajoz y otras ocho en la de Cáceres. Por tanto, han cambiado las tornas con respecto a otros años en los que se había puesto el foco de la lgbtifobia en la provincia de Cáceres. De igual modo, atendiendo a estos datos, en las ciudades se han producido de 12 de las 19 agresiones,  algo más del 63% de los casos, informa Fundación Triángulo en una nota de prensa.

Cab destacar que ha habido 9 situaciones de discriminación con violencia física, que en este caso son mayoritarias en la provincia de Cáceres.

Agresiones en la UEx

A nivel cualitativo, Fundación Triángulo quiere mostrar su “preocupación” por que se hayan producido “agresiones significativas en espacios tan delicados” como la Universidad de Extremadura. Los hechos tuvieron lugar a principios de curso, en una de las facultades de formación del profesorado, y la Universidad “está actuando al respecto”.

En este sentido, la presidenta de la fundación, Silvia Tostado, considera que es “grave” que se produzcan este tipo de incidentes durante la formación de personas docentes, los encargados, en unos años “deberán garantizar una escuela libre de LGBTIFobia”.

Por esta razón resulta “imprescindible” seguir trabajando con la UEx en una revisión de los contenidos que imparte. Así, en los mismos debe “prevalecer aquellos que respetan y garantizan el abordaje de la diversidad como un valor positivo”.

Además, califica como “significativos” algunos de los casos que se están produciendo en los tiempos de confinamiento. Desde Triángulo advierten del crecimiento del acoso por redes sociales entre personas “muy jóvenes”. Suelen recibir agresiones por parte de su entorno escolar y social, que son incluidas en grupos de whatsapp y otros medios digitales, en grupos donde “el único objetivo de quienes permanecen es insultar y menoscabar el honor de las personas LGBTI”.

Esta práctica llega a ser tan cruel, que las víctimas “son incluidas una y otra vez en esos grupos a fin de sostener el acoso en el tiempo”.

Día Internacional contra la LGBTIfobia

Por todas estas razones, la fundación considera que hay que seguir con la lucha por la igualdad. Así, de nuevo, Fundación Triángulo celebra el Día Internacional contra la LGBTIfobia, que conmemora la eliminación de la homosexualidad del listado de enfermedades mentales el 17 de mayo de 1990.

En este sentido, ha presentado la Campaña “#Teloimaginas”, que tiene como objetivo concienciar a la ciudadanía sobre las distancias sociales que viven las personas del colectivo LGBTI con independencia de la pandemia actual.

“Te imaginas que después del largo encierro sale el arcoíris, que podemos respirar, que ya no son necesarias las mascarillas ni las máscaras. Que después de tanto tiempo sin tocarnos dejamos de hablarnos con los ojos para comernos con las manos en cualquier lugar del mundo para ser lo que somos, lo que siempre hemos sido, ¿te lo imaginas?”

En la campaña, centrada en un spot, se trata el virus de la LGBTIfobia. Una una pandemia más, que encierra en armarios, recorta libertades y, en algunos, países condena a la pena de muerte.

La entidad que trabaja en pro de la igualdad social de Lesbianas, Gais, Bisexuales y personas Trans en Extremadura invita a la reflexión sobre las consecuencias que tienen los discursos de odio en la vida cotidiana de las personas del colectivo LGBTI, que van en contra de los derechos humanos.

Silvia Tostado subraya que “las sensaciones durante el tiempo de confinamiento se han parecido bastante a lo que sienten las personas LGBTI siempre, esa frustrante realidad que te impide expresar lo que sientes”. “La imposibilidad de abrazar a nuestras familias, no poder contar lo que sentimos, no poder besar a quien queremos, es algo a lo que por desgracia estamos acostumbradas las personas Lesbianas, Gais, Bisexuales y Trans”, señala.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here