Salaya avanza la creación de un proyecto de energía sostenible en Cáceres

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, ha avanzado un nuevo proyecto empresarial en la ciudad fruto de la colaboración público-privada y relacionado con el sector energético. De esta forma, pretende que la producción de energía “deje aquí una riqueza vinculada no solo a la producción, sino también al acceso a esa energía”. Además, quiere impulsar una industria a través de la sostenibilidad.

“Queremos presentar un proyecto importante en el que habrá inversión privada principalmente y aportaciones de suelo público para que se atraigan empresas que aprovechen toda esa generación de energía”, ha detallado el regidor, que ha lamentado que “durante muchos años” las materias primas que se generaban en Extremadura, sobre todo del sector agroganadero, se llevaban a industrias en otras Comunidades Autónomas (CCAA) en las que se quedaba el valor añadido.

Para que esto no pase en el sector de la energía el Ayuntamiento de Cáceres y la Universidad de Extremadura (UEx) llevan un año trabajando en este proyecto que se presentará “en las próximas semanas”, según ha informado el regidor cacereño en una entrevista concedida a la cadena SER.

En su intervención ha recordado que la provincia de Cáceres es una de las mayores productoras de energía, cuenta con una “buena ubicación geográfica” y, aunque “no tengamos buenas comunicaciones”, ha lamentado, sí que está localizada en medio de Madrid y Lisboa.

Además, “muchas empresas” han empezado a valorar la posibilidad de “deslocalizarse” y contemplan su traslado a las provincias: “solo les falta poder acceder a suelo barato y a una energía barata” para poner en marcha sus proyectos, ha mencionado en este sentido. Además, ha adelantado que administración local favorecerá esta actual carencia con la implantación de nuevas empresas que conlleven la generación de empleo.

Este nuevo proyecto está también muy vinculado al Centro Nacional de Investigación y Almacenamiento de Energía (CNIAE), localizado en la finca El Cuartillo de la capital cacereña con una inversión plurianual de 70 millones de euros. Este dinero saldrá de las arcas del Gobierno de España a través del Ministerio de Ciencia e Innovación.

Salaya ha remarcado que este centro “será un polo de atracción muy importante para empresas tecnológicas” que trabajarán en la investigación sobre la mejora de los sistemas de almacenamiento de la energía, “para que la energía limpia pueda competir cada vez mejor con los combustibles fósiles, en el almacenamiento y en autonomía”, ha subrayado el alcalde de Cáceres.

El Buda de Cáceres

Con respecto a la construcción del templo budista, promovido por la Fundación Lumbini Garden para convertir a la capital cacereña “en un referente de la paz” y el budismo en occidente, Salaya ha reiterado que el proyecto “sigue adelante” porque ya cuenta con toda la financiación privada prevista.

Con respecto a cuándo volverá la ciudad a recuperar los niveles de turismo, que han sufrido una caída enorme debido a la pandemia, el edil no ha querido vaticinar una fecha concreta para que las calles vuelvan a estar “llenas” de visitantes.

“No tenemos claro si eso será pronto o tarde o tardaremos mucho en volver a ver un turismo masificado pero, en cualquier caso, Cáceres siempre es un buen destino, precisamente porque nuestra estrategia antes de todo esto apostaba por un turismo no masificado y de calidad que da una oferta muy exclusiva, y esos son los valores que queremos reforzar”, ha detallado.

El alcalde ha puesto en valor la importancia del sector turístico en la ciudad pero ha reconocido que “no se pueden poner todos los huevos en la misma cesta”, en referencia al gran peso que este sector tiene en la economía local. Por tanto, considera que hay que apostar también por otras industrias.

“Todo ello sin abandonar el turismo, que genera mucho empleo y ayuda a conservar nuestros patrimonio y a rentabilizarlo, por lo que habrá que buscar un equilibrio entre el turismo y otras opciones como los proyectos energéticos”, ha explicado.

Con respecto a las cifras de contagios en la ciudad el alcalde las ha calificado de “extraordinariamente buenas”, ya que en la jornada de ayer no se registró ningún positivo y la incidencia acumulada a catorce días ha bajado a 38 casos.

“Este mejoría en las cifras no es causalidad porque la recuperación se ha cargado sobre las espaldas de los hosteleros, el comercio y muchos trabajadores, y por eso queremos hacer la desescalada mejor que las anteriores para no tener que volver a cerrar los negocios”, ha sentenciado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here