Rescate denuncia la doble discriminación de las personas trans refugiadas en el Día del Orgullo
ONG Rescate recuerda con motivo del Día del Orgullo la doble estigmatización de las personas refugiadas trans. Miguel Gil D'Avolio/Rescate Internacional

La ONG Rescate Internacional ha destacado la “doble estigmatización” que sufren las personas refugiadas trans. Este hecho se produce porque, además de tener que salir de su país de origen por ser perseguidas por su identidad de género, se suma la “transfobia” por parte de la sociedad así como de algunos de los agentes involucrados en el procedimiento de solicitud de asilo.

Así, con motivo del Día del Orgullo, que se celebra este domingo, 28 de junio, esta organización, que trabaja con personas solicitantes de asilo por razones de género y LGTBI, ha puesto el foco en la “estigmatización constante” de este colectivo. Según ha alertado, en el proceso de solicitud de asilo intervienen diversos agentes entre los cuales es “latente la transfobia” que aún existe en España.

“Existen agentes con el compromiso de minimizar la LGTBIfobia; sin embargo, seguimos encontrándonos situaciones discriminatorias, irrespetuosas y violentas contra la población LGTBI refugiada, sobre todo contra las personas trans, por parte de todos los cuerpos de seguridad e instituciones que participan en el procedimiento de solicitud de asilo y en la protección de quienes se ven en la obligación de huir para ser libres”, ha denunciado la abogada de ONG Rescate Mónica Ávila.

Para solventar este hecho, ONG Rescate apuesta por dar “formación y la capacitación” a todos los agentes involucrados en el proceso y también al conjunto de la sociedad.

Dificultades en el mercado laboral

En esta línea, Rescate Internacional ha indicado las “dificultades para acceder a un empleo” que tiene el colectivo trans, también “debido a la transfobia que aún está arraigada a la sociedad”. “Seguimos y seguiremos trabajando a diario con el firme compromiso de erradicar la LGTBIfobia”, ha insistido Ávila.

Desde la ONG han remarcado que, a fecha de hoy, más de 70 países en el mundo criminalizan a las personas LGTBI y ocho de ellos contemplan la pena de muerte por la simple pertenencia a este colectivo.

Además, hay que añadir que, tal como señalan las directrices del ACNUR sobre solicitudes por orientación sexual e identidad de género en su punto 23, “las lesbianas, mujeres bisexuales y las personas transgénero están en especial riesgo debido a las desigualdades de género generalizadas que restringen la autonomía en la toma de decisiones sobre la sexualidad, la reproducción y la vida familiar”.

De igual modo, la Rescate Internacional ha recordado que “las personas LGTBI pueden ser blanco de cualquier forma de persecución cometida en nombre del honor de la familia, y de las normas y valores sociales como asesinatos, homicidios, agresiones sexuales, físicas, psicológicas, torturas y/o amenazas”.

¿Países seguros?

Desde la organización han insistido en que los países no pueden considerarse seguros simplemente por el hecho de tener legislaciones progresistas en materia LGTBI “si luego el Estado no es capaz de garantizar la seguridad de las personas del colectivo contra una población homófoba y tránsfoba”.

“Un país cuyas leyes no castiguen a las personas LGTBI no es automáticamente un país seguro. Puede darse una LGTBIfobia social generalizada y que el aparato estatal no sea capaz de proteger de la persecución a las personas que la sufran, bien por incapacidad de acción, o bien por la LGTBIfobia de las propias autoridades”, ha detallado la organización, que se dedica 1960 a atender a personas refugiadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here