Reabren al público la Red de Áreas Protegidas y los centros de interpretación de Extremadura
Monfragüe desde el castillo. Archivo.

La Junta de Extremadura ha comenzado esta semana la reapertura al público de los centros y equipamientos ambientales, con aforo limitado y previa cita online o telefónica.

Así, desde el pasado lunes, el personal técnico de los centros está atendiendo las llamadas para cita previa y las visitas puntuales de turistas, sobre todo en la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos y en el Parque Nacional de Monfragüe.

El Centro de Educación Ambiental de Cuacos de Yuste también está en en activo para ofrecer actividades al aire libre y el 12 de julio se abrirá el albergue para el primer turno campamentos de verano.

Los centros de la Red de Equipamientos Ambientales y de la Red de Espacios Protegidos siguen un protocolo de actuación al igual que una serie de medidas que ha elaborado la Dirección General de Sostenibilidad, de acuerdo con las recomendaciones del Organismo Autónomo de Parques Nacionales y el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), para minimizar los posibles riesgos de contagio por coronavirus y que las visitas sean seguras tanto para los trabajadores como para los visitantes.

Cabe destacar que todas las instalaciones cuentan con dispensadores gel hidroalcóholico, mamparas, señalética y papeleras con tapa y pedal para las visitas. Además, hay controles en las entradas, salidas y vías de circulación en interiores.

Igualmente, la información de destino se facilitará a través de canales digitales, al igual que los documentos más demandados, como guías y folletos, se facilitarán en formato electrónico, informa en nota de prensa la Junta de Extremadura.

Para garantizar en todo momento el manejo del grupo, así como el cumplimiento de los requisitos higiénico-sanitarios, cada espacio ha fijado el aforo máximo permitido: lo más recomendable es visitar estos espacios en grupos pequeños de máximo 15 personas, incluido el guía o monitor, para las visitas al centro de interpretación y/o equipamiento, con una duración no superior de 45 minutos y en caso de alta afluencia de visitantes, se tendrán prioridad los grupos familiares o personas mayores.

Con respecto a las áreas recreativas y de descanso, miradores, observatorios, etcétera, se limita el aforo y el tiempo de estancia y se extremará la vigilancia en horas punta.

En cuanto a las rutas guiadas, el monitor o guía readaptará el discurso interpretativo y las paradas a realizar, para evitar reagrupamientos y mantener la distancia de seguridad. Para ello, utilizará dispositivos para ser escuchados mejor y efectuar las indicaciones pertinentes.

En lo que respecta a las actividades previstas en las aulas de educación ambiental de Extremadura, se realizarán en el exterior, “en la medida de lo posible”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here