Prohibidas las verbenas y fiestas patronales en Extremadura
Vergeles en rueda de prensa.

La Junta de Extremadura ha prohibido la celebración de fiestas patronales, verbenas y desfiles procesionales hasta el 31 de julio por el momento. Cabe mencionar que esta decisión podrá cambiar conforme a la evolución de la pandemia y esta así como otras medidas incluidas podrán ser más flexibles.

Así, desde este domingo a las 00:00 horas Extremadura, como el resto de España, ha pasado a la llamada ‘nueva normalidad’, ha señalado el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, que ha avanzó en rueda de prensa ayer algunas de las medidas que recoge dicho decreto, que se publicará “probablemente” en un número especial del Diario Oficial de Extremadura este domingo.

En palabras de Vergeles, la mejor definición de esta “nueva normalidad” es que se trata de “una situación en la que tenemos que intentar vivir ganándole normalidad, espacios y manteniendo el respeto al virus porque sigue con nosotros”.

Es decir, “vivir lo más normal posible dentro de las precauciones para que no nos infecte”. Cabe destacara que esta situación “durará hasta que haya una vacuna” o el virus quede eliminado en todo el país.

En relación con los viajes, ha recordado que ya no habrá limitaciones para trasladarse a otras comunidades autónomas y países del entorno Schengen, a excepción de Portugal, que se retrasa al 1 de julio. En este sentido, en el aeropuerto de Badajoz, como en el resto del país, se harán tres tipos de controles: una ficha de datos de filiación, para registrar a todas las personas que viajan; una declaración responsable de no tener síntomas y de no haber padecido la enfermedad; y un arco de temperaturas.

Los médicos de sanidad exterior controlarán estas medidas, que determinarán si a la persona que viaja se le realiza PCR o puede seguir su viaje, y se pone en conocimiento de la comunidad autónoma.

Posibles confinamientos

Con respecto al decreto ley, ha explicado que regula la capacidad del gobierno extremeño, en caso necesario, para realizar tres tipos de confinamiento: desde un núcleo de población, pasando por zonas más acotadas, como puede ser un bloque de pisos o una vivienda, y el control de residencias de mayores.

Vergeles ha vuelto a apelar la colaboración de la sociedad y ha recordado que se aplicará el régimen sancionador de la Ley de Salud Pública, con multas a partir de 3.000 euros.

En cuanto a las actividades que se regulan, ha avanzado que se prohíben las procesiones, fiestas patronales y verbenas hasta el 31 de julio. Sin embargo, ha querido aclarar que esta medida se “calibrará” en función de la evolución de la pandemia a partir del 31 de julio.

Para ello, la Junta tendrá de modelo la clasificación de la OMS para determinar el riesgo de las actividad, como alto, moderado y bajo. Así, un evento de alto riesgo es multitudinario, con personas de diferentes comunidades autónomas, que permanecen de pie y que no se puede guardar la distancia de seguridad. Los de bajo riesgo son aquellos en los que permanecen sentados y se mantiene la distancia y son al aire libre.

De todos modos, ante cualquier síntoma hay que aislarse, mantener la distancia de 1,5 metros y en caso de que no se pueda el uso de la mascarilla, además de la higiene.

Vergeles ha destacado algunas de las modificaciones que introduce este decreto ley, como el incremento de los aforos en academias hasta el 75%, al igual que en los mercadillos, al 90% en terrazas de los establecimientos de hostelería y al 70% en el interior.

También se va a permitir el uso de prensa escrita (diarios) en cafeterías y zonas comunes de hoteles y se regula el uso de cachimbas, mediante el uso de boquillas y tubos individuales para cada usuario.

Aunque no se permiten las fiestas patronales, sí aumenta al 85% el aforo en zonas comunes de los hoteles y al 100% en el caso de las zonas rurales. Los parques de ocio pueden abrir al 66% y al 50% las atracciones.

Además, las bodas y otras celebraciones pueden congregar a 150 invitados si son al aire libre y a 75 si son en recintos cerrados. Los espectáculos culturales (cines y teatros) pueden albergar al 75% del aforo y en los museos no se determina, pero siempre hay que mantener la distancia de 1,5 metros. Las bibliotecas y archivos se mantienen al 50%.

Por otra parte, ha avanzado que en algunas actividades deportivas se permitirá el acceso de público, siguiendo protocolos de entrada y salida que eviten aglomeraciones y manteniendo la distancia de 1,5 metros entre las localidades.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here