Preocupación. La bruja circe.

La bruja Circe

La causa más común de preocupación intensa y repetitiva son los que amamos, queremos librarles de errores y cárganos sus vidas a la espalda, no se puede, por respeto a ti mismo, no se debe, por respeto al albedrio ajeno. Una cosa es ayudar y otra crear seres dependientes. Ante la preocupación podemos ponernos en modo problemas. Por ejemplo: si nuestro hijo va mal en la escuela, ayudarle no es hacerle creer que siempre tiene la razón, que no tiene responsabilidades o que puede hacer lo que desee y si, puedes aprovecharte del sistema y apuntarlo a un síndrome, pero claro esta le estas condicionando de por vida, dándole un pretexto para que no avance y robándole futuras oportunidades. Somos seres conscientes y elegimos las opciones, podemos escoger lo que pensamos y las actitudes que tenemos, para ello tenemos que dar un paso que es, aprender. Intentemos escoger el modo solución, ayudar, sin culpar pero sin ceder a chantajes, estimular, crear pasión por algo, inculcar con el ejemplo una sensación de que con esfuerzo todo se puede, enseñar respeto, ver la vida como un regalo, de un modo positivo, nos traería beneficio. A mi criterio la mejore ayuda es la meditación, es la herramienta que nos ayuda a ser conscientes de nosotros mismo y con ella nos proporcionamos nuestra paz.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here