Belén Rueda y Jesús Noguero, en 'Penélope', el último estreno del Festival de Mérida en 2020 Belén Rueda y Jesús Noguero, en 'Penélope', el último estreno del Festival de Mérida en 2020 20/8/2020

El Teatro Romano de Mérida vivió la noche del miércoles el estreno de ‘Penélope’, una revisión de Magüi Mira del mito de la mujer de Ulises al que da vida Belén Rueda, en el que la fiel y paciente esposa decide tomar las riendas de su propio destino alzando su voz contra la autoridad masculina.

Una obra que supone el quinto y último título de una 66 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida que ha estado marcada por la pandemia de Covid-19, primero por la incertidumbre sobre su propia celebración, y posteriormente por las estrictas medidas higiénico sanitarias que han obligado a reducir el aforo del Teatro Romano a la mitad.

El público emeritense llenó el teatro romano hasta donde las autoridades sanitarias le han permitido. De hecho, la expectación generada por la obra ha animado al certamen a ampliar un día las representaciones previstas, manteniendo en cartel la obra hasta el lunes.

Aplausos del público al término de una función en la que sorprende un coro formado por los hombres que representan a la nobleza que ningunea a Penélope, a quien no reconocen como su reina, de quien se burlan e incluso mandan callar sin piedad, y a la que solo aspiran a tomar entre sus brazos como puerta de acceso al poder ante la ausencia de su esposo Ulises, que partió un día hacia la guerra de Troya y que pasados 20 años nadie sabe donde está.

Este es el mito que está en el imaginario colectivo, el de la fiel esposa que aguarda la llegada de su rey durante dos largas décadas. Pero la versión de Magüi Mira de la Odisea de Homero logra un personaje que reivindica el papel de lo femenino en un mundo claramente dominado por los hombres.

Una versión que es un “cuento cruel”, igual que el de las víctimas de la violencia machista, en el que Penélope se sale del guión marcado para las mujeres y decide coger las riendas de su propio destino.

Esta ha sido la primera vez que Belén Rueda actúa en el Teatro Romano de Mérida. Lo hace acompañada por María Galiana, que repite presencia en Mérida para encarnar a la aya protectora Euriclea, igual que Maxi Iglesias, que vuelve para interpretar a Telémaco, el hijo de Penélope y Ulises, al que da vida el extremeño Jesús Noguero. Pedro Almagro, Muriel Sánchez, Antonio Sansano, Alberto Gómez Taboada y Alfredo Noval completan el elenco.

En declaraciones a los medios de comunicación tras la función, Belén Rueda ha reconocido que todo lo que le habían transmitido sus compañeros de profesión sobre lo que supone actuar en Mérida se ha quedado “corto” esta noche. La actriz ha destacado que un evento como este festival de teatro haya salido adelante en un año “muy complicado”.

En esta línea se ha manifestado María Galiana, al destacar la “valentía” de quienes han decidido poner en marcha esta edición, con menos obras de lo habitual y con todas las medidas impuestas por la pandemia, incluida la reducción de aforo, que han tenido a los responsables del festival “con el agua al cuello”.

La directora del espectáculo ha dedicado el aplauso del público a los actores que han sido “capaces de dar vida” al texto de un papel en una noche llena de “emoción”.

El estreno de la última función del evento cultural más importante no solo de Mérida sino de toda Extremadura ha contado con la asistencia del presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, o de la presidenta de la Asamblea, Blanca Martín, entre otras autoridades, que al término de la representación saludaron a los artistas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here