CARMEN NUÑEZ CUMPLIDO Directora General de Políticas Sociales e Infancia y Familia Consejería de Sanidad y Políticas Sociales Junta de Extremadura
CARMEN NUÑEZ CUMPLIDO Directora General de Políticas Sociales e Infancia y Familia Consejería de Sanidad y Políticas Sociales Junta de Extremadura
CARMEN NUÑEZ CUMPLIDO
Directora General de Políticas Sociales e Infancia y Familia. Consejería de Sanidad y Políticas Sociales. Junta de Extremadura

En Extremadura, en 2014 había casi 40 hogares de cada 100 en situación de riesgo de pobreza y exclusión social (39,8%). Este dato es 10,6 puntos más elevado que en el conjunto del Estado, en el cual la tasa de riesgo de pobreza y exclusión era del 29,2%.

Ante esta situación, entendemos, que la prioridad de la Junta de Extremadura es encaminar nuestros esfuerzos y políticas hacia el decrecimiento y/o erradicación de la pobreza infantil en nuestra Comunidad Autónoma y por extensión, de las familias extremeñas.

En la planificación de estas intervenciones desde la Dirección General de Políticas Sociales e Infancia y Familias nos planteamos 5 ejes estratégicos:

1.- Estudio, investigación y promoción de formación y planes integrales.

A través del reimpulso del Observatorio de la Infancia pretendemos, principalmente, ser conocedores de la situación de la infancia en Extremadura, determinar los indicadores de exclusión y/o pobreza de la población infantil, para poder promocionar actuaciones encaminadas a corregir la desigualdad social y favorecer el pleno desarrollo en condiciones óptimas de la población infantil.

– Planes formativos. Con las actuaciones formativas no sólo se cubre un objetivo de divulgación de nuevas estrategias de intervención o metodologías tendentes a trabajar procesos integrales que favorezcan la inclusión, sino la capacitación y cualificación de profesionales que ya desarrollan una actividad con familias en riesgo y, por ende, con población infantil vulnerable.

2.- Prevención de indicadores de riesgo en el proceso de inclusión-exclusión.

– Programas de atención a familias. Desarrollan en el entorno comunitario actuaciones directas con las familias para reconducir procesos de crisis familiares que suponen una barrera en la asunción de competencias y habilidades parentales. Se trata por tanto de actuaciones preventivas y de intervención desde un enfoque de parentalidad positiva que favorece la autonomía de las familias y acompaña en los procesos de inserción.

– Puntos de encuentro. El programa pretende facilitar un entorno adecuado para el fomento de relaciones parentales y familiares positivas en aquellos casos en los que la familia parte de una situación de conflicto por separación-desmembración que impide la formación de vínculos afectivos idóneos con algunas de las partes y, que por lo tanto, impiden un desarrollo afectivo armónico del menor.

Este mismo itinerario se complementa con los programas de mediación, en los que se realiza una intervención con los miembros de familia para facilitar el establecimiento de relaciones estables y normalizadas.

– Proyectos de atención integral en barrios desfavorecidos (programa crisol- crecimiento e inserción socio-laboral). Son múltiples las actuaciones incardinadas en estos programas, que trabajan la corresponsabilidad comunitaria, habilidades personales y pre-aborales, la mediación comunitaria y el trabajo con mediadores naturales.

– Espacios educativos saludables. Se dirigen principalmente a familias en situación de precariedad económica, intentando dar una respuesta a la conciliación familiar en periodos estivales. Además de cubrir las necesidades básicas de los menores, se trabajan hábitos de vida saludable, actividades de ocio y culturales…

Programas de conciliación familiar. Son un soporte para aquellas familias en situación de privación material y/o económica que permite la intervención educativa y un refuerzo en la conciliación laboral.

3.- Atención Integral a las áreas del desarrollo óptimo del ciclo vital del menor, incluyendo medidas paliativas de la precariedad económica o privación material familiar y del menor.

La lucha contra la pobreza infantil, pasa obligatoriamente por la lucha contra la pobreza familiar y, para ello es necesario introducir medidas paliativas que liberen de cargas a la unidades familiares y que vayan promoviendo la inserción socio-laboral. Dentro de ellas se encuentran:

– Los programas de contingencias. (Ayudas para situaciones de urgente necesidad).

– Apoyos a los mínimos vitales, con los que pretendemos luchar contra la pobreza enérgetica asegurando unos mínimos de consumo de energía y agua mediante convenios con las empresas comercializadoras y distribuidoras.

– Renta Básica de inserción. Es una herramienta para trabajar los procesos de exclusión, por lo que van ligados a programas individuales de inserción.

4.- Fomento de política intersectoriales de la Junta de Extremadura y red del tercer sector de acción social a favor de la generación de actuaciones de promoción social y comunitaria, que reduzcan la necesidad de intervenciones paliativas.

La asunción de sinergias entre los agentes implicados en la atención a los menores y a las familias, son imprescindibles para el logro de resultados eficaces y eficientes. Por ello en el diseño de planes integrales implicamos las políticas intersectoriales, pero también a los agentes sociales y l tercer sector. Entre algunas de estas medidas incluidas en la agenda del cambio de la Junta de Extremadura en relación a la infancia se encuentran: los planes de atención a la infancia y la familia, Decreto de medidas con la exclusión social, plan de prevención del consumo de alcohol en menores, la adecuación a las nuevas normativas de menores en protección y reforma junto con las fiscalías de menores, actuaciones contra el absentismo escolar y/o el diseño de medidas preventivas e intervenciones en casos de acoso escolar.

5.- Vertebración de una red de Servicios Sociales consolidada, basados en la justicia social y próximos a las familias y sus necesidades. La puerta de entrada a todas las políticas planteadas son los Servicios Sociales de Atención Social Básica.

Siendo consientes de que son ellos quienes realizan la primera valoración de la necesidad, quienes orientan a las familias y quienes intervienen y acompañan en los procesos de inclusión para revertir las situaciones de crisis personales y familiares, nuestro objetivo es dotar a la Comunidad Autónoma de un verdadero Sistema de Servicios Sociales, que responda al Sistema de Protección Social que en realidad son. Para ello es necesario conformarlos como el eje vertebrador de las políticas de acción social, ligados a la justicia social y a los derechos inherentes a las personas; abandonando líneas asistencialistas para conseguir que éstas sean residuales.

Por tanto, el fin último de la Junta de Extremadura y de la Dirección General de Políticas Sociales e Infancia y Familias, no es otro que garantizar el pleno desarrollo de la población infantil, en el ejercicio efectivo de sus derechos eliminando cualquier barrera, legislativa, económica y social, que dificulte su bienestar.

Para ello pretendemos ofertar un marco de protección, seguridad y garantía para ellos y sus familias, en convencimiento de que nuestro trabajo es su futuro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here