Vuelve la MAE en el segundo año de pandemia, ¿por qué es tan importante su celebración?

Es una oportunidad única de poner encima de la mesa los espectáculos de artes escénicas. También lo es para los programadores, pues retoman el contacto que durante el año no han podido tener. Igualmente, es una oportunidad para poder ver las nuevas propuestas.

Creo que estamos en un momento único para la cultura, hay una mayor aceptación en la programación cultural. Contamos con el público que ya teníamos y ahora se ha sumado un público nuevo. El reto es enganchar a ese público nuevo y por supuesto, que se convenzan de que es un espacio seguro. Al final, la cultura es un modo de vida y nos permite vivir emociones en primera persona.

Como bien dices, la cultura es vida, ¿te atreves a hacer una retrospectiva de estas 6 ediciones de la MAE?

Iniciamos este proyecto con un objetivo claro: dar un impulso a las compañías de teatro profesionales para que tuvieran salida más allá de nuestros límites profesionales, para que los programadores pudieran contactar con otros profesionales de España y del mundo. Asimismo, queríamos que fuera un encuentro internacional para los programadores.

El primer año cuesta un poco más atraer a las compañías y festivales, pero la verdad es que tuvimos un buen resultado. Ahora mismo, creo que es un punto de referencia consolidado en cuanto a ferias de teatro del oeste peninsular. Me gustaría decir también que somos aliados de la Feria de Teatro de Ciudad Rodrigo.

Nuestra feria tiene su hueco en otoño, mientras que otras se ponen en pie en verano, y se ha convertido en una cita esencial donde se llevan contratos, otras ideas y otras experiencias con gente dedicada al sector. Todo esto alimenta. Debatir, el intercambio de ideas es fundamental en el mundo de la cultura. Hemos conseguido que sea una referencia, tanto es así que somos aliados desde 2019 y el espejo donde mirarse de la Ibérica de Teatro de Fundão.

Otro punto fundamental de la MAE es la parte comercial con las misiones inversas en las que colabora Avante.

Avante trabaja con el fin de internacionalizar las empresas. Cuando se lo propusimos, a pesar de que era algo novedoso para ellos, lo vieron interesante. A partir de ahí empezamos a colaborar de forma muy estrecha porque la cultura genera empleo, dinamismo económico y valor social para el progreso de Extremadura.

Además de en las artes escénicas trabajan con nosotros en el campo de la música y el audiovisual. Se establecen unas líneas de trabajo concretas para cada sector y países estratégicos, hacemos puesta en común y Avante se encarga de aportar esa parte más empresarial de la que ellos son tan buenos conocedores y nosotros la parte cultural. Un tándem que da muy buenos resultados.

Vamos a tener una amplía programación, ¿te atreves a destacar algo de la misma?

¡Todo! No podemos decantarnos por nada porque todas son importantes. Algunas cuentan con las Ayudas de la Junta para las artes escénicas, otras vienen apoyadas por el Instituto Nacional de las Artes Escénicas o incluso viene la prestigiosa compañía Do Chapitô.

Son propuestas variadas y necesarias para que los programadores llenen sus salas de teatro: comedias, tragedias, teatro gestual, en pequeño formato, en pequeños montajes… hay una gran diversidad y cada persona se encontrará con algo que le guste, tanto las que se pondrán encima del escenario como otras que muestran en el formato reunión qué es aquello que hacen. Una forma muy exitosa de dar a conocer los montajes.

Por último, el público tiene la oportunidad de disfrutar de montajes realmente brillantes llegados de varias comunidades y del país vecino. Tendremos, además, 5 estrenos absolutos y la ciudadanía, aficionados y profesionales de la cultura no deben perderse esta Muestra de Ibéricas de las Artes Escénicas. A pesar de que está enfocada para profesionales, quien llena las salas es el público y esta muestra también es para que el público disfrute.

Has avanzado una parte interesante como es Fundão y Chapitô, ¿qué importancia tiene Portugal en la MAE?

Desde Extremadura practicamos la colaboración con Portugal desde hace muchos años, que viene desde el Estatuto de Autonomía, que habla de la colaboración con Portugal e Iberoamérica.

Con este parón de la pandemia hemos echado mucho de menos esta parte portuguesa que ahora se ha retomado, por ejemplo, con la exposición de ‘Terracota’, de Mérida, en Lisboa.

«Nos da mucha alegría contar que tenemos un relevo generacional que se sube a los escenarios tanto de Extremadura como de otras comunidades autónomas»

Para terminar, considero que se está produciendo mucho y cada vez con más calidad, ¿se puede afirmar que el teatro extremeño goza de buena salud?

Sí, estoy de acuerdo con lo que planteas. Encontramos propuestas muy diferentes con temas candentes, otros clásicos, propuestas muy innovadoras…

Asimismo, hay que destacar a los nuevos actores y actrices, nuevos directores y nuevos dramaturgos que se suman a los nombres ya consolidados, que realizan muy buenos espectáculos, pero es importante resaltar la alegría que nos da el relevo generacional y que se aprecia tanto fuera como dentro de la región. Algo en lo que ha contribuido la MAE.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here