Las hermanas del Alba Plata regresan al colegio con mascarilla

Las dos hermanas del colegio Alba Plata de Cáceres, que habían dejado de ir a clase porque sus padres no querían que llevaran mascarilla, han vuelto a las aulas este martes, día 21, por la mañana.

Las dos niñas lo han hecho portando mascarillas y tras la «buena predisposición» tanto de la familia de las menores como de la Junta de Extremadura para resolver el «conflicto» abierto.

Así ha informado de la situación este martes en Mérida el secretario general autonómico de Educación, Francisco Javier Amaya, quien ha subrayado que la situación se ha resuelto «felizmente» en el ámbito educativo, desde la aplicación del «diálogo» y de protocolos propios de la educación.

No obstante, Amaya ha explicado que la Junta de Extremadura continuará solicitando a Fiscalía de Menores el informe sobre lo ocurrido. El objetivo es que sirva de «ejemplo» de cómo actuar ante «constancias e indicios» de que se pudieran estar vulnerando derechos fundamentales de menores en otros casos similares en el futuro.

Alegría en la comunidad educativa

El secretario general ha destacado que, tras el regreso a al Alba Plata de las dos hermanas con mascarilla, la jornada escolar se ha desarrollado «no sólo con normalidad sino con la alegría de la comunidad educativa». 

A la vez, Amaya ha remarcado como otra «buena noticia» que finalmente el «conflicto» se ha resuelto «en el ámbito educativo». El secretario ha puesto en valor el «seguimiento educativo» que ha habido desde el «origen» del conflicto hasta ayer mismo. En esta línea ha agradecido la labor de las llamadas de las tutoras «para preocuparse por la situación de las niñas», y gracias también a la «mano tendida» de la directora del colegio.

También, gracias a la «buena predisposición siempre y al diálogo constante con la familia» y a la «buena predisposición de la familia también a la hora de escuchar cuál era la situación que se estaba viviendo».

«Gracias también a los procesos y estrategias de mediación hoy podemos decir que sin necesidad de acudir a otras instancias que se salen de los límites estrictamente educativo, desde el diálogo, con normas y documentos y protocolos propios de la Educación se ha resuelto felizmente un conflicto como se hace en Educación», ha declarado.

En este sentido, ha subrayado que este tipo de conflictos en Educación «siempre se abordan de la misma manera, desde la mediación, desde el diálogo, poniendo de acuerdo a los distintos vectores de la comunidad educativa».

Francisco Javiver Amaya ha insistido también que este «conflicto» ha sido resuelto «felizmente», así como en que por parte de la Consejería de Educación y Empleo en el mismo «siempre ha primado el interés superior del menor, siempre ha primado la integridad de estas niñas, sin poner en peligro la salud y la seguridad del resto de miembros de la comunidad educativa».

Sin embargo, ha recordado que se habían dictado instrucciones para «extremar» las medidas de seguridad.

Informe de la fiscalía 

De todos modos, y con independencia de que el caso se ha resuelto «en el ámbito educativo», el secretario general ha informado de que la Junta de Extremadura continuará solicitando a la Fiscalía Provincial de Menores el informe sobre este caso de las dos niñas cuyos padres se negaban a que fueran con mascarilla al Alba Plata, que ya está en proceso, «sobre todo» para que «sirva de ejemplo» para la Administración ante posibles casos futuros.

«Para que nos sirva de ejemplo, para tener en cuenta cómo actuar cuando no prime el interés superior del menor, cuando tengamos constancias o indicios de que se pueden estar vulnerando algunos de los derechos fundamentales», ha aclarado Francisco Javier Amaya. Además, ha recordado que el pasado jueves la Junta comenzó la solicitud de informe sobre el caso ahora resuelto, y ha añadido que ahora se está a la espera de que la Fiscalía Provincial se pronuncie.

Con respecto si la Fiscalía, al continuar la Junta solicitando el informe pese a haber sido resuelto el caso, pudiera acabar determinando algún tipo de ilícito respecto a los padres de las dos alumnas, el secretario general se ha limitado a incidir en que la Junta da «por resuelto el conflicto» porque «evidentemente hay un entendimiento de todas las partes» y porque «se ha recuperado la normalidad».

Finalmente, el secretario general de Educación ha pedido también a los medios de comunicación su colaboración para que las dos niñas del Colegio Alba Plata, que ya acuden a clase con mascarilla, «dejen de ser el foco de atención» una vez resuelto «felizmente» el caso.

«Si los compañeros y compañeras y la comunidad educativa del colegio Alba Plata ha recibido con aplausos a las niñas y el conflicto se ha resuelto en el ámbito educativo, dejemos que los aplausos continúen y que el centro pueda comenzar su curso escolar como lo han hecho el resto de centros de la región (con normalidad)», ha pedido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here