Belako Abba

Todo preparado para lanzar un nuevo disco y gira y de repente, llega una pandemia mundial y se cae todo ¿Cómo lo habéis vivido?

Pues fue muy loco, pasamos del blanco al negro y del negro al blanco muy rápido. Todo nos pilló en Nueva York girando y todavía no había salido ‘Plastic Drama’, que iba a ser en mayo, aunque sí que habíamos adelantado un tema.

Con todo lo que pasó tuvimos que cancelarlo todo y el 14 de marzo ya estábamos en casa como todo el mundo. Tras un periodo un poco depresivo, por qué no decirlo, porque todo se caía… pero la verdad es que cambiamos el chip bastante rápido y nos pusimos a pensar cómo podíamos salvar la situación y hacer algo un poco diferente.

El disco tuvo que esperar hasta agosto y ahora nos sentimos muy afortunadas de salir del País Vasco y enseñar lo que hacemos en un momento como este.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de BELAKO (@belakoo)

Con lo que les gusta a Belako un directo… ¿Cómo estáis viviendo los conciertos en la ‘nueva normalidad’?

No te voy a negar que es complicado. Para Belako siempre ha sido importante sentir a la gente cerca, esa retroalimentación entre músico y público, el ver a la gente motivada. Ahora hay que seguir unas normas y restricciones, pero es lo que hay. Nos lo tomamos como un reto, no estamos acostumbradas a ver a la gente sentada y menos con mascarilla.

Eso sí, la cultura es segura y todos tenemos el chip cambiado para trabajar bajo estas circunstancias.

El reto continua cambiando las canciones viejas, adaptándolas a un nuevo formato sin dejar de ser Belako, pero también que se puedan ver otras caras y otros sonidos. Los conciertos están yendo muy bien porque al final gana la música.

Uniendo el tema de la llamada ‘nueva normalidad’ con el título de vuestro disco, ‘Plastic Drama’, ¿cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia?

Sí, la verdad es que llama la atención aunque teníamos el título desde 2019. El mensaje que queremos transmitir es encarar esos dramas de plástico, artificiales, esos dramas del primer mundo, que todas nos hacemos, nosotras las primeras, para relativizar porque no todos nuestros dramas son reales, hay mucha tontería y mucha mierda ahí.

En realidad, aunque se hayan caído los conciertos estamos bien y sanas. Hay mucha gente que lo está pasando peor y somos afortunadas por seguir actuando.

Cuidáis mucho la parte estética en la parte plástica y audiovisual para crear una atmósfera muy especial y coherente.

Siempre hacemos lo que nos gusta y con mucha coherencia. Es muy difícil encasillarnos. Somos una batidora de estilos, pese a que haya gente que se haya obcecado con decir que somos un grupo post-punk, otros de indie… sí que tenemos elementos del punk porque nos gustan los bajos, las baterías muy potentes y que estén acompañadas por voces.

Por ejemplo, en este disco hemos metido muchas voces ¡estamos en el rollo de parecernos a Abba! En cuanto a que las cuatro cantamos, en hacerlo todo más melódico en cuanto a las voces, pero nuestra obsesión siempre ha sido mezclar sonido con coherencia. Este disco son canciones individuales pero que todas bailan al ritmo del título del disco, en referencia a los dramas del plástico así como al drama del plástico que se está cargando al mundo.

¿Qué vamos a poder ver en Cáceres?

Vamos a tocar todos los temas de ‘Plastic Drama’ junto con canciones más antiguas. Tengo que decir que estamos aprovechando esta gira para volver a temas viejos, revisitarlos y, de alguna forma, que la gente pueda ver nuestros temas más míticos de otra manera. Queremos ofrecer otros sonidos, no va a ser el concierto tan arriba como estamos acostumbrados, pero dejando tiempo para lo melódico y momentos más íntimos.

Desde que has dicho lo de Abba quiero que hagáis una versión…

¡No lo descartes! Nos gustan mucho y nos gusta decirlo, más todavía cuando nos ven como un grupo post punk y en realidad somos gente súper alegre, incluso en estas circunstancias.

Cada vez cantamos más las cuatro y nos tiramos a la piscina de las armonías y las voces más melódicas, fusionándolo con el ruido, que también nos gusta.

¿Por qué nadie se puede perder a Belako, aunque sea con mascarilla?

Mucha gente nos lo dice… es cierto que esta forma de dar conciertos no es la misma. De todos modos, como público da gusto ir a un concierto, aunque sea sentados. La verdad es que es una gran oportunidad para vernos de otra forma y en otro formato. La gente tiene ganas de concierto y nosotros somos 4 chicas y chicos muy motivados y hace falta salir un poco del tema del Covid.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here