La huelga del campo clama que los tiempos de los esclavos han acabado
Concentración de trabajadores del campo en la finca El Escobar en el inicio de la huelga convocada por UGT y CCOO - EUROPA PRESS

La huelga en el campo extremeño, convocada por CCOO y UGT, ha arrancado este jueves, 16 de junio, con «éxito» de participación y para reivindicar «un convenio digno» para los trabajadores de este sector ya que «los tiempos de los esclavos se han acabado».

Las secretarías generales de UGT y de CCOO en Extremadura, Patrocinio Sánchez y Encarna Chacón, respectivamente, han argumentado así los motivos de esta huelga del campo. Además, han espetado que se trata de la «lucha de los trabajadores» de un sector «esencial» en la región.

Según los sindicatos, 65.000 trabajadores de la región «han parado, están diciendo a los empresarios basta ya», ha insistido Chacón. Igualmente, ha afirmado que no están «en la etapa de ‘Los santos inocentes'» sino «luchando por los derechos legítimos de la clase trabajadora».

En declaraciones a los medios, Chacón ha destacado que los «540 millones» que llegan «todos los años» de fondos públicos para el sector agroganadero requieren «responsabilidad» en su «gestión» y «una puesta al día de lo que son las condiciones laborales».

Por ello, ha pedido a los empresarios «abrir las orejas» y «escuchar» para «saber que el único mecanismo va a ser el diálogo y la negociación» para que el convenio sea «digno», que regule a la vez las condiciones laborales para que los trabajadores tengan una «vida digna» en Extremadura.

Por su parte, Sánchez ha remarcado que los datos que les van llegando del seguimiento de la huelga «son muy buenos» por lo que es «un día importante para los trabajadores del campo» porque «se están jugando mucho».

«Se están jugando que los empresarios y la patronal del campo dejen de pensar que estamos todavía en los tiempos pasados que mejor no recordarlos porque ni tan siquiera quieren pagar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que es lo mínimo; por lo tanto hay 65.000 trabajadores en pie de guerra», ha apuntado.

Sánchez ha indicado también que, tras un año y medio de negociación del convenio, les han «estado engañando» y «dilatando» el proceso «para que no se hiciera huelga» pero «ha llegado un momento en que los trabajadores y trabajadoras ya no pueden más».

De esta manera, ha demostrado que el campo «es uno de los sectores más importantes» de Extremadura, por ello, sus trabajadores deben «tener un sueldo digno» y estar «bien pagados». «Los tiempos de los esclavos se han acabado y a partir de ahora queda clarísimo que el SMI es totalmente indiscutible que no se pueda pagar», ha espetado.

Sánchez ha criticado que el sector empresarial «o se atiene» a lo que entiende «que debe hacerse» o habrá «problemas» porque los trabajadores «ya están cansados». Por esa razón, ha pedido a la patronal del campo que «deje de pensar» que los trabajadores del campo extremeño son «de segunda categoría».

Por su parte, el secretario general de CCOO de Industria de Extremadura, Satu Lagar, ha insistido a la patronal para que «firme» el convenio que tenían «acordado hace un año y medio» y «unas tablas salariales marcadas por el SMI».

Igualmente, el secretario general de FICA-UGT Extremadura, Ricardo Salaya, ha aplaudido que los trabajadores «han respondido a la llamada» de los sindicatos para esta huelga porque están «firmemente» decididos a «defender» sus derechos.

Ha argumentado que se han visto «forzados» a esta huelga «por la negativa radical sobre todo de las dos Asajas de sentarse siquiera a negociar» porque «da la sensación que no quieren un convenio».

Del mismo modo, una trabajadora ha señalado, que se concentran para «reclamar» sus derechos que no les «quiten» lo que ya tienen que «es lo que intentan». Posteriormente, ha pedido «seguir con el Salario Mínimo Interprofesional», que «mantengan» su antigüedad, el «tiempo de bocadillo» y «los pluses» que quieren «quitar».

Chacón, Sánchez, Lagar y Salaya, junto con la jornalera, han hecho estas declaraciones durante la concentración que se ha celebrado frente a la finca hortofrutícola El Escobar, en Mérida. Allí, un centenar de trabajadores del campo ha reclamado sus derechos y ha gritado cánticos de protestas.

Por último, cabe señalar que estas concentraciones y protestas se han repetido por numerosas fincas y empresas del sector en la región, según han informado los sindicatos, donde los trabajadores también han parado para seguir esta huelga que se alargará durante tres días.

FuenteEuropa Press/Avuelapluma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí