¿Cómo es ser empresaria en Extremadura?

Es un reto que cuando se alcanza da muchas satisfacciones.

Los comienzos no son nada fáciles y no hay muchas ayudas.

 ¿Consideras qué es necesaria una fecha como el 8M?

Sí, no hay que olvidar que aún nos quedan cosas que mejorar.

 ¿Has sentido algún tipo de discriminación por tu condición de mujer en el ámbito laboral?

Bastantes. Una vez me ocurrió que estando representando a una bodega en una feria internacional se acercó un comprador. En ese momento estaba acompañada por un compañero. Le pregunté al comprador que si estaba interesado en el producto pero mi sorpresa fue que ni me miraba ni me dirigía la palabra. Su atención, por más que le indicábamos que yo era la responsable comercial, era para mi compañero…

Otra vez, me pasó que estando en una comida de trabajo, el director general de la empresa me preguntó si tenía pensado ser madre en los próximos años. Por supuesto, no respondí pero me chocó que no preguntara a mis compañeros si iban a ser padres.

Y otras muchas veces que no merece la pena recordar.

 ¿Cómo se puede mejorar en este sentido?

Sobre todo con educación, en los colegios, en las empresas, en el ámbito familiar.

La situación es especialmente complicada ahora con el Covid, ya que normalmente las mujeres son las cuidadoras, algo que se nota más en el ámbito de la gastronomía ¿Cómo ha afectado todo esto en tu empresa?

Yo ya empecé a notar la complicación al ser madre hace dos años y añadir la situación del Covid es como que muchas cosas ya no dependen de ti misma.

Eso que llaman “conciliación” yo quiero saber cómo es!!

 Por último, ¿cómo crees que se puede avanzar en materia de igualdad?

Debe haber programas de educación, leyes, …., que eviten la desigualdad laboral para evitar que por el hecho de ser mujer no se alcancen ciertos puestos o que los salarios sean más bajos que los de un hombre en el mismo puesto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here