La bruja Circe

Se terminó la semana santa y comenzamos la pascua, yo no soy idolatra y no soy fan de ningún tipo de imagen, considero que son símbolos, pero hecho de menos el precioso imaginario que pasa bajo mis balcones y el colorido espectáculo de las procesiones, hasta el cansino porroponpon de los tambores. Y es que los humanos disfrutan paseando imágenes, vistiéndolas y rodeándolas de oro y flores y digo yo, que es cosa inevitable y se ha hecho en las distintas religiones en todos los tiempos. Fijaos sino en Moisés, monte arriba y monte abajo y cuando regresa se encuentra a todo el pueblo procesión paseando un ídolo de oro y mira que les puso un castigo largo y pesado “vagar 40 años por el desierto” y no consiguió nada seguimos en las misma y más. Cambian las imágenes y hasta se enfrentan unos a otros entre dos imágenes vecinas, cuando toda nuestra imaginería es fantástica y el asombro de extranjeros que vienen a visitarnos.

En fin, ahora la semana de Pascua, un tiempo muy importante desde la antigüedad, cuando no se podía ir a comprar fruta y las gentes estaban obligados a esperar su tiempo, para nosotros es tiempo de turismo y playa pero mucho más Pascua, que importante era cuando era tiempo de comer, como si de repente recibieras un premio. Tiempo de flores de frutos de animalitos y renovación de vida y desde luego tiempo de renovación y limpiezas. Feliz Pascua de este 2021.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here