La Cofradía de la Virgen de la Montaña plantea cerrar entre semana el santuario
Santuario de la Virgen de la Montaña en Cáceres - FÁTIMA LOZANO/EUROPA PRESS

La Cofradía de la Virgen de la Montaña de Cáceres plantea cerrar al público el Santuario de la patrona de lunes a viernes al público para ahorrar en el mantenimiento. Cabe destacar que la hermandad ha visto reducidos sus ingresos porque este año no ha habido novenario ni otras fuentes de ingresos. 

La directiva de la cofradía ha explicado que las arcas “están sufriendo un deterioro más que considerable en su financiación”, que provoca que los gastos sean “difíciles de soportar” sin los ingresos del citado Novenario y la Bajada de la Virgen a la ciudad.

La Cofradía hace frente a los gastos del templo, abierto todos los días durante muchas horas, y que ahora mismo resultan “imposibles de soportar en los tiempos que venimos atravesando”, como son las nóminas y seguros del personal que trabaja allí, la adquisición de flores, o el alto consumo de luz que se produce al mantener la fachada del Santuario y su entorno alumbrada parte de la noche, o el mantenimiento del edificio en general.

Así las cosas, la Junta de Gobierno está considerando la posibilidad de mantener “más tiempo de lo deseado el Santuario cerrado, hasta que estos difíciles momentos terminen, para aminorar gastos”. Sin embargo, esta situación de cierre parcial “no se daría nunca los fines de semana ni vísperas de festivo o festivos, a no ser por causa mayor”.

La cofradía ha informado en una nota de prensa que dada la situación de pandemia del Covid-19, las visitas al Santuario se han visto reducidas “en un grado inimaginable”, tanto de turismo como de personas de Cáceres, por lo que los gastos resultan “inviables” debido a que los ingresos son “casi nulos” y se limitan a las cuotas de los hermanos (12 euros al año), los veleros o las colectas en las misas.

“Queremos expresar que hay un cierto pensamiento en la ciudadanía de que nuestra Cofradía tiene mucho dinero, y no es así; lo que sí es cierto es que posee un rico patrimonio, fruto de muchos años de donaciones de los devotos cacereños y no cacereños y que, desde luego, queremos preservar para la historia. Pero dicho patrimonio no se puede convertir en dinero para poder sufragar los gastos de la Cofradía, que cada día son más numerosos”, ha subrayado la directiva.

La decisión sobre si finalmente se va a cerrar el Santuario entre semana se trasladará a la ciudadanía “en fechas próximas”, así como otras medidas excepcionales que se tomarán, como la probabilidad de realizar alguna captación económica voluntaria para incrementar los ingresos.

“Desde la Junta de Gobierno queremos expresar que siempre hemos trabajado y trabajaremos sin descanso para que los cacereños y foráneos que acudan puedan visitar a la patrona en las mejores condiciones posibles. Os pedimos vuestra ayuda y colaboración para que esto suceda”, concluye la nota.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here