Autovía Cáceres Badajoz

La Junta de Extremadura ya ha comenzado los trámites de cesión expediente de cesión de la carretera EX-100 Cáceres-Badajoz al Gobierno central para su futura transformación en autovía. Guillermo Fernández Vara, anunció este dato la pasada semana, cuando finalizó la reunión semanal de su Ejecutivo.

Fernández Vara y la consejera de Economía e Infraestructuras, Olga García, mantuvieron una reunión con dirigentes del Ministerio de Fomento con el objetivo de proyectar inversiones en infraestructuras para dentro de año y medio, una vez esté lista la línea de alta velocidad Madrid-Badajoz. Por tanto, según Fernández Vara el gobierno de Madrid deberá licitar dicho proyecto “a lo largo de los primeros meses de 2020”.

“Llegará un día, dentro de un año, un año y medio, en el que el grueso de las infraestructuras ferroviarias en Extremadura estén terminadas y para que podamos seguir teniendo inversiones importantes en Extremadura tiene que, además del tren, volverse a invertir en carreteras”, ha detallado el Presidente de la Junta.

El estudio ambiental

Ahora la Junta cederá la carretera y el Gobierno se hará cargo de todo. Pero primero se necesita un estudio de impacto ambiental actualizado, un documento que la Junta de Extremadura tiene que preparar en un plazo máximo de 6 meses. Así, las obras tendrían que comenzar antes de final de año del 2.020 para que la última evaluación del impacto ambiental fuera válida.

De la misma manera, el presidente de la Junta se ha mostrado “convencido” de que este proyecto se va a llevar a cabo gobierne quién gobierne tras las elecciones del 28 de abril. “Nadie se ha opuesto a este proyecto. El protocolo que está firmado por tanto compromete a las dos administraciones, esto no tiene ningún interés más que ir preparando proyectos para que cuando disminuya la inversión ferroviaria porque la línea del tren se haya terminado, el grueso de la línea del tren, haya proyectos, y éste es uno que ya está, porque los proyectos los tenemos hechos y en ningún momento el Gobierno de España ha dudado que la tienen pagar ellos”, ha subrayado. La futura autovía se llamará A-58, siendo así una continuación de la autovía que ya está operativa Trujillo-Cáceres. Además, el presidente Vara quiso destacar que Cáceres y Badajoz son “de las pocas capitales de provincia, creo que hay alguna otra”, que no están conectadas por autovía.

Otros proyectos
En la citada reunión de la Junta con el Ministerio se trató también del puente internacional con Portugal de Cedillo en la provincia de Cáceres; de la conversión de la carretera nacional 430 desde Torrefresneda en Badajoz con Ciudad Real así como del mega proyecto de ocio de Castilblanco, que conllevaría la construcción de la autovía nacional 502 hacía Talavera de la Reina en Toledo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here