El Gobierno declarará zona catastrófica a los territorios afectados por grandes incendios
Pedro Sánchez y Ximo Puig en Teresa (Castellón), tras visitar la zona afectada por los incendios de Bejís - ROBER SOLSONA

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha adelantado que el Consejo de Ministros dará luz verde, este martes, a la declaración de zona gravemente afectada por una emergencia de protección civil, conocida como zona catastrófica, a los territorios afectados por grandes incendios este verano.

Sánchez ha visitado la zona afectada por el incendio en el término municipal de Teresa junto al presidente de la Generalitat, Ximo Puig; el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la delegada del Gobierno, Pilar Bernabé. Previamente, han mantenido una reunión en Viver con los alcaldes de los municipios afectados.

El presidente ha recordado que este es el verano más caluroso desde 1961 y ha recordado que ya se han calcinado más de 223.000 hectáreas. Además, más de 270.000 personas han tenido que ser desalojadas en toda España. «Por desgracia, nos dice la ciencia que estos próximos veranos vamos a tener temperaturas más calurosas», ha avanzado, y ha subrayado la emergencia climática, que «está y es más real que nunca».

Por esta razón, ha abogado por complementar la labor de extinción con una de prevención. En esta línea, ha pedido apoyo al real decreto ley de declaración de zona catastrófica, y que da luz verde a medidas frente a incendios forestales, cuya convalidación está prevista para este jueves en las Cortes Generales y para lo que ha reclamado el apoyo de los grupos parlamentarios.

«Me gustaría pedir a los grupos parlamentarios que abandonemos cualquier tipo de lucha partidista y aprobemos lo que es de sentido común; todas las administraciones tenemos que pertrecharnos con mayores recursos y reforzar la cooperación institucional para hacer frente a un enemigo común que son los incendios», ha argumentado Sánchez. De igual modo, el presidente ha declarado que los incendios de «nueva generación» exigen replantear la manera de trabajar en ellos.

Sánchez también ha destacado el «golpe psicológico» que supone para los vecinos de la zona un incendio como el de Bejís, dada la pérdida de enseres, bienes patrimoniales y biodiversidad que generan. Por esta razón, ha insistido en la cooperación entre instituciones, que deben «pertrechar los mayores recursos» en prevención y extinción contra el «enemigo común» que son los incendios.

Por su parte el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha lamentado el paisaje «absolutamente desolador» que dejan los incendios y ha remarcado la «voluntad de reparar y mirar hacia delante». Igualmente, ha destacado que se ha cumplido uno de los «grandes objetivos», que es que «ninguna persona ha padecido la certidumbre de la muerte».

 
FuenteEuropa Press/Avuelapluma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí