Fernando Gómez Recio La verdad no importa

Hablamos con Fernando Gómez Recio, ganador del Premio de Novela Corta de Diputación de Cáceres, sobre su visión acerca de la literatura que, en su caso, se entremezcla con su trabajo en la fiscalía.

¿Qué supone para ti ganar el Premio de Novela Corta de Diputación de Cáceres?

El hecho de que la novela haya sido escogida entre las más de seiscientas obras presentadas al premio de Novela Corta de la Diputación de Cáceres es una enorme satisfacción y es también, por qué no decirlo, un pequeño milagro. No me llega la imaginación para representar seiscientas novelas encima de una mesa, ni de dos mesas, ni de tres. Es, por supuesto, un estímulo muy importante para continuar escribiendo. Un auténtico y maravilloso regalo.

¿Cuáles son tus referentes literarios?

Yo diría que carezco por completo de referentes, si por referentes entendemos modelos. Siempre he leído sin orden ni concierto, sin método y sin otro plan que encontrar historias. He podido pasar de los Episodios Nacionales de Galdós a cualquiera de los libros de Stephen King. De leer a Mark Twain a devorar a John Grisham. De las novelas policíacas, castizas y españolísimas de García Pavón a los thrillers nórdicos de Henning Mankell. Me temo que soy un desastre en cuanto a referentes de cualquier tipo…, y literarios más desastre todavía. 

En tu obra reflexionas sobre la justicia dentro de la justicia, valga la redundancia, ¿hasta qué punto influye tu trabajo en la fiscalía a la hora de escribir?

Influye. Es innegable. Hasta el momento casi todo lo que he escrito ha tenido como paisaje el mundo de la justicia. En particular el mundo de la justicia en España. Lo cierto es que carecemos de una tradición literaria de novela judicial como sí la tienen en América tanto en la literatura como en el cine. Esto es algo inexplicable porque el procedimiento judicial español es tremendamente rico en matices y las situaciones que vivimos día a día en los juzgados dan para escribir una novela al día. Plasmar la realidad del modo de actuar de nuestros jueces, fiscales, abogados, policías…, y de nuestros delincuentes, es algo que está por hacer.

 ¿Cómo ha sido el proceso de creación de ‘La verdad no importa’?

Escribir una novela no requiere un proceso especial de planificación. Al menos no en mi caso. Una novela no es necesariamente una obra de arquitectura o de ingeniería. Puede irse construyendo ella misma, sobre una idea, mientras va surgiendo. Yo creo que Cervantes cuando creó a Don Quijote simplemente lo dejó hacer, le permitió vagar por esos caminos de La Mancha y él se limitó a relatar, sorprendido, las aventuras que Alonso Quijano y Sancho iban corriendo. Una novela es sobre todo una idea, luego es también tiempo y trabajo, pero muchas veces ella camina sola y el curso que eligen los personajes siempre te sorprende. No tanto como Alonso Quijano asombró al mundo, evidentemente. Eso solo pasa una vez en la historia.

 ¿Qué va a encontrar el lector en en ‘La verdad no importa’?

 ‘La verdad no importa’ trata de ser una reflexión sobre la crueldad. Sobre la crueldad en general, y sobre su efecto paradójico en las leyes, pues una ley cruel y un castigo desproporcionado convierte al más perverso de los criminales en víctima. Es también un intento de mostrar la máxima de las crueldades que un sistema judicial puede llegar a cometer, cuál es la condena de un inocente. Y quiere también denunciar la pena de muerte como la más absoluta de las atrocidades legales. Reconozco que así puesto resulta todo muy pretencioso, pero creo que leyendo la novela puede que no lo sea tanto. En cualquier caso, la idea era abordar estos temas dando forma a un thriller judicial de manera que nadie pudiera llegar a aburrirse. Espero haberlo conseguido.

Para terminar, ¿tienes nuevos proyectos literarios en mente?

En mente y en proceso está ya el tercer libro del fiscal Antonio Lorente. Un personaje que debutó en el año 2019 en mi primera novela ‘Perderlo todo’. Y como quiera que su segunda aparición en el año 2020 en ‘El sacrificio del cordero’ le supuso a nuestro amigo Lorente el premio de novela Policía Nacional, pienso que no sería justo dejarlo sin su trilogía completa. Se lo ha ganado.

FuenteEuropa Press/Avuelapluma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí