Palcio de Carvajal. Vicente Rodríguez Lázaro.

Minimalismos
Vicente Rodríguez Lázaro

(A los hermanos Carvajal)

Todas las noches, bien avanzada la madrugada, tres figuras se acercan a la higuera centenaria del palacio de Carvajal para recordar los sucesos que les llevaron a tan larga y tensa espera en el reino de los muertos. En silencio, el trío fantasmal comparte el rito del recuerdo, del perdón para unos, del arrepentimiento para el monarca justamente emplazado. Tras varios paseos juntos por el jardín intimista se arrodillan en su centro y elevan sus plegarias de serenas confesiones.

La vida y sus requiebros quedaron atrás. Ahora solo el abrazo espectral puede borrar la afrenta grabada a sangre y fuego en la Historia, en el remanso de un espacio que también sufrió la intensa mordedura del fuego inmolador.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here