Duelo. Casa del sol. Vicente Rodríguez Lázaro.

Minimalismos
Vicente Rodríguez Lázaro

(A Gómez de Solís y Alonso de Monroy)

Algún visitante les ha visto cruzar sus espadas delante de la Casa del Sol. Incluso, de vez en cuando, aparece un toro e intenta cornearlos. Entonces detienen su duelo, uno de ellos clava su arma en el lomo del astado y este se derrumba en la plazuela. El contrincante, mientras tanto, desaparece. El ejecutor del animal da media vuelta, se introduce en el palacio, cierra la puerta y, en pocos minutos, reaparece en la balconada mirando fijamente a su observador ocasional.

Uno de los turistas, más atrevido y curioso, penetró tras él y no volvió a salir. Nadie ha podido encontrarle desde entonces y hay quien dice que algunas noches de plenilunio se pueden ver dos figuras espectrales en el balcón de la casa, aunque desaparecen poco después de haber sido contempladas.

Algunos afirman que una de ellas corresponde a Gómez de Solís, que intenta reclutar a vivos para su campaña constante frente a su enemigo y rival Alonso de Monroy en su eterna disputa por el Maestrazgo de Alcántara.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here