la-foto-5

Las escrituras de los pisos sociales se remontan a 1988 y el ayuntamiento “está exigiendo” que se formalicen, según la oposición

El Pleno del Ayuntamiento de Cáceres ha propuesto crear una ‘comisión’ para estudiar “caso por caso” la problemática que afecta a la titularidad de las viviendas sociales en la barriada de Aldea Moret y evitar así posibles desahucios de familias y poner freno a los requerimientos que se están haciendo a más de 200 adjudicatarios.

“Aunque ellos no lo quieran llamar comisión, ni paralización del proceso hipotecario, a la alcaldesa no le queda otra opción que sentarse a dialogar y frenar los requerimientos, si no quiere que se produzca una situación de caos en Aldea Moret” asevera la líder municipal de IU, Margarita González-Jubete.

La sesión plenaria celebrada en el consistorio cacereño incluía dos mociones (una del PSOE y otra de IU) en el orden del día, referentes al proceso hipotecario que está llevando a cabo el Instituto Municipal de Asuntos Sociales (IMAS) en la barriada de Aldea Moret, para regularizar el parque de viviendas sociales, cuyas escrituras se remontan a 1988.

Según González Jubete, el ayuntamiento “está exigiendo” una formalización de las escrituras, “sin tener en cuenta” la situación personal de los adjudicatarios en uno de los barrios “más castigados” por la crisis y el desempleo.

En este sentido, Teresa Romero, portavoz de la plataforma de afectados por el mencionado proceso hipotecario, ha intervenido en la sesión plenaria para defender la moción de IU, señalando que “el 95% de los vecinos del barrio se encuentran en una situación económica muy delicada” porque “están parados, cobran pensiones mínimas o no tienen ningún tipo de ingresos”. Romero ha denunciado las “coacciones” que varios inquilinos han recibido por parte de técnicos del IMAS y ha aseverado que desde la institución municipal “nos ignoran y nos tratan como marginales”.

“El 95% de los vecinos del barrio se encuentran en una situación económica muy delicada” señalan desde la plataforma de afectados

Ambas mociones pedían que se estudiara de manera “individualizada” cada expediente, con el fin de buscar una salida para aquellos que “no pueden hacer frente a las obligaciones financieras”, así como que el ayuntamiento corrija las deficiencias de los edificios y la creación de una comisión en la que estén representados tanto los grupos políticos como los agentes sociales.

Mientras que la moción del PSOE fue aprobada por unanimidad, el PP planteaba rechazar, en principio, la moción de IU porque solicitaba la paralización del proceso hipotecario actual, “un aspecto que no se puede llevar a cabo, porque hay una sentencia vigente del año 2013 que no lo permite” según la alcaldesa, Elena Nevado.

Compromiso municipal

Nevado se ha comprometido en la sesión plenaria a sentarse a dialogar con los afectados por este proceso y a estudiar “caso por caso” la situación de cada familia “junto a los portavoces de la oposición y las personas que designen la plataforma de afectados, para buscar una solución conjunta”.

Finalmente, IU retiró la moción “para que se lleve a cabo ese ofrecimiento de la alcaldesa en un tiempo satisfactorio” subraya González-Jubete, que apunta: “si no se avanza en este proceso, volveremos a llevar a pleno este asunto en el corto plazo”.

El pleno, al que asistieron medio centenar de integrantes de la plataforma, y que se ha suspendido durante una hora por el desmayo de una de las afectadas, también ha rechazado (con el voto en contra del PP) la moción de IU, PSOE y la concejala no adscrita, que instaba al ayuntamiento a suspender la subida de las tasas de la ayuda a domicilio.

Eduardo Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here