Canovas-1

Con las lluvias llega una de las mayores ‘diversiones’ de los cacereños: jugar a El Buscaminas en el Paseo de Cánovas; es decir, evitar pisar las populares baldosas-escupideras de esta avenida, para no terminar con los bajos de los pantalones empapados.

La reforma de Cánovas lleva pululando por las diferentes legislaturas sin que tome cuerpo. El PP no la ha incluido entre las inversiones previstas para 2016 (que alcanzan un total de 7,1 millones) ya que el Gobierno local espera poder cofinanciar esa obra a través de los proyectos europeos que han presentado a los fondos Feder o Red.es, y que supondrían un montante de unos 15 millones de euros.

De la redacción del proyecto no se sabe nada, pese a que el plazo para presentarlo se agota el día 13 de enero. Un día antes el Ayuntamiento ha decidido explicarlo a los grupos de la oposición.

“Ni hay transparencia ni tiempo para tomar una decisión”, se queja el edil del PSOE Paco Hurtado, cuyo partido se muestra contrario a invertir ese dinero de fondos europeos (un dinero aun ficticio, porque todavía no se sabe cuánto se recibirá) en la reforma del citado paseo y en otra reforma ambiciosa de la alcaldesa Elena Nevado: la del parque del Príncipe. Una reforma que Nevado presentó en plena campaña electoral en mayo pasado, cuando ni siquiera se hablaba de consignación presupuestaria.

Así las cosas, el las relaciones PP-PSOE se tornan ahora más importantes, después de que los socialistas apoyaran que el presupuesto de Nevado saliera adelante en sesión plenaria. Una maniobra de la que el PSOE espera obtener rentabilidad, no solo vía enmiendas, si no también haciendo valer el peso de sus 8 concejales en una legislatura en minoría.

Proyectos “faraónicos”

Según los socialistas el Gobierno local actúa “evitando presentar este proyecto, discutirlo e incorporar enmiendas y modificaciones”, dado que ha sido encargado a una consultora externa a quienes se les ha encomendado su redacción “con dos inversiones fundamentales: la reforma de Cánovas y el Parque del Príncipe.

Estas dos inversiones “no son prioritarias ni se corresponden con una estrategia global de crecimiento sostenible de nuestra ciudad”, según el portavoz socialista, Luis Salaya.

Para los socialistas, Nevado, “prefiere estas obras faraónicas, solo pensando en unos pocos frente a proyectos integrales, de los que ya hay un trabajo previo, como el de la Ribera del Marco, que vertebraría la ciudad desde Aldea Moret hasta Mejostilla pasando por la Ciudad Monumental, San Francisco o San Marquino”.

Mientras, para el Gobierno local del PP la Estrategia de Desarrollo Urbanos Sostenible Integrado (DUSI), que se financiará con fondos europeos, “se está realizando con la intención de cerrar un documento en el que se busque lo mejor para la ciudad de Cáceres y contando con todos”.

 

Eduardo Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here