unnamed

La eliminación de pintadas y grafitis de las fachadas de los edificios públicos le cuesta al Ayuntamiento de Cáceres, a través de la empresa concesionaria del servicio de limpieza Conyser, unos 60.000 euros al año, por lo que desde el Consorcio Cáceres Ciudad Histórica se ha iniciado una campaña para concienciar a la sociedad de la importancia de mantener el patrimonio y se aumentará la seguridad para sancionar a los que realizan esas pintadas.

Así lo ha indicado este viernes la concejala de Urbanismo, María Eugenia García, que ha asistido, junto a responsables de la empresa Conyser, a una demostración de una maquinaria de tecnología rusa ideada para limpiezas industriales y que se usa también en la eliminación de grafitis sin que se dañen las fachadas de los edificios y los elementos históricos.

García ha explicado que esta campaña que ha puesto en marcha el Consorcio Cáceres Ciudad Histórica pretende trabajar en tres ejes que es la educación, ya que se celebrarán charlas en los colegios para concienciar a los jóvenes de la importancia de preservar el patrimonio de la ciudad; la vigilancia por parte de la Policía Local para detectar a las personas que realizan las pintadas y sancionarlas; y la limpieza que ya se realiza en edificios públicos, pero que se extenderá a inmuebles de propiedad privada cuyos propietarios son responsables de mantener el decoro de las fachadas.

En el apartado de vigilancia policial, la concejala ha asegurado que se llevarán a cabo pruebas periciales basadas en la “caligrafía de las pintadas” para poder identificar a esos “delincuentes”, ha dicho, en el caso de no pillarlos in fraganti y proceder a la sanción correspondiente por daños al patrimonio.

En cuanto a la fase de prevención, que se realizará en colaboración con la Consejería de Educación, consistirá en charlas en los colegios dirigidas a los alumnos porque, “la conservación del patrimonio es responsabilidad de todos y hay que empezar desde la escuela a crear esa conciencia y esa responsabilidad”, ha explicado García.

Demostración técnica

La demostración comercial de la maquinaria ha tenido lugar en el Palacio de los Montenegro, situado en la plaza de la Concepción, cuya fachada había servido de mural de grafiteros y donde se ha procedido a eliminar las pintadas con esta novedosa máquina que se utiliza ya en Rusia y cuya comercialización en España está iniciándose ahora a través de una empresa distribuidora con sede en Málaga.

La máquina, que cuesta 12.000 euros, utiliza una técnica no abrasiva que acaba con la suciedad en superficie debido a la velocidad con la que emanan sus partículas y a los productos utilizados, todos ellos de origen biológicos, que al mezclarse con el agua y salir a gran presión realizan el efecto de limpieza por capas, según ha explicado la representante de la empresa, María Petrova.

Por su parte, el director gerente de Conyser, Eduardo Chacón, ha explicado en declaraciones a los medios que la empresa concesionaria del servicio de limpieza de la ciudad cuenta con una máquina similar para eliminar pintadas que, además utiliza menos agua y “hace menos ruido”, ha dicho, por lo que, de momento, no se plantea adquirir este sistema porque “no mejora lo que tiene la ciudad”, ha subrayado.

“Nosotros siempre invertimos en lo último que hay en el mercado pero es muy pronto para saber si esta máquina es mejor que la que tenemos ahora porque el sistema es muy parecido”, ha concluido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here