El alcalde de Badajoz espera que la incidencia
El alcalde de Badajoz, Ignacio Gragera, atiende a los medios - EUROPA PRESS

El alcalde de Badajoz, Ignacio Gragera, confía en que la incidencia de la pandemia de la Covid-19 «no vaya a más», «ni suponga un problema sanitario». Asimismo, ha recalcado en las últimas dos semanas «no solamente se han celebrado eventos en la ciudad», y que los datos que se dan son del Área de Salud de Badajoz.

Y es que, como ha recordado, ha habido eventos en Badajoz «por supuesto», pero también en Mérida, en la provincia de Cáceres o un fin de semana «espectacular» de fiesta taurina en Olivenza. «Es decir que la sociedad extremeña ya se ha abierto a cierta normalidad, a la normalidad, y eso, bueno, puede tener una serie de consecuencias que se valoraron, por tanto hay que asumirlas con normalidad», ha subrayado Gragera.

Así ha respondido  preguntas de los periodistas por las declaraciones realizadas este martes por el consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, que ha advertido de que la incidencia acumulada en Badajoz podría llegar a los 2.000 casos. Además, recomendó a la población joven a que no entren en contacto con personas vulnerables, sobre lo cual el alcalde ha dicho que «obviamente las recomendaciones están» y que «es una previsión que tienen, no son unas cifras de hoy».

Sin embargo, el alcalde ha reiterado que espera que «no vaya a más», «ni suponga un problema sanitario». Igualmente, ha explicado que «en ningún caso parece que así vaya a ser» porque el propio consejero también dio datos de que no existe, a día de hoy, «ni una sola» cama de UCI ocupada por paciente Covid. Por ello, ha considerado que «era el momento de abrir a la normalidad» las actividades que se organizan desde los diferentes ayuntamientos, entidades locales o los diferentes entes.

«De hecho Semana Santa se está preparando con total normalidad en todos los lugares de Extremadura y no hay ninguna recomendación al respecto para que se cancelen o para que se reduzcan esas actividades», ha continuado Gragera, que entiende se va «hacia la normalidad».

Por último, ha abogado por «asumir esos datos como los que son», por tomarlos «con calma» y por esperar que «no vaya a más» y que «por tanto» no haya una traslación, como así ha sido durante los últimos meses, ni a la presión hospitalaria ni a la ocupación de camas en UCI.

«Así es que tranquilidad absoluta», ha concluido en declaraciones a los medios tras participar en un acto en el que se han guardado cinco minutos de silencio como muestra de solidaridad con el pueblo de Ucrania a las puerta del ayuntamiento.

FuenteAvuelapluma/Europa Press

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí