Captura-de-pantalla-2016-02-15-a-la(s)-11.47.58

doctora-2

Estudió Medicina en la Universidad de Extremadura y realizó el MIR de cardiología en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid. Se especializó en electrofisiología y el tratamiento de las arritmias cardiacas y se doctoró en la Universidad Complutense.

Estas pruebas no son obligatorias en España…

Hay países como Italia, donde el chequeo previo a participar en actividades deportivas ha sido obligatorio desde los años 70. En Reino Unido se decidió no recomendar a la población participar en ‘screening’ sistemáticos. En España existe la controversia de cómo establecer en la población joven este tipo de pruebas.

¿Cuál es la enfermedad cardiaca más frecuente en la población?

Sería la cardiopatía isquémica, que es la enfermedad ocasionada por la arteriosclerosis de las arterias coronarias, que son las encargadas de proporcionar sangre al músculo cardíaco (miocardio).

La población cada vez envejece más, y por eso la prevalencia aumenta.

Prueba de esfuerzo
En el Hospital Quirónsalud disponemos de un ergómetro para realizar una prueba de esfuerzo, que resulta de gran utilidad en la evaluación clínica y el tratamiento de pacientes con cardiopatía, para determinar el riesgo de cardiopatía isquémica en individuos asintomáticos y para realizar una evaluación funcional de individuos sanos; de atletas y de personas que quieren realizar ejercicio físico. Así, el hospital intenta fomentar entre la población el ‘screening’ de pruebas cardiacas para valorar la respuesta del corazón a la hora de realizar ejercicio físico.

¿Cuáles son los factores de riesgo cardiovascular?

Como he comentado hay mayor prevalencia en las personas de más edad. Luego están los riesgos como la diabetes, la obesidad, el sedentarismo, el tabaquismo, el colesterol y la hipertensión arterial. La enfermedad coronaria se manifiesta fundamentalmente como angina de pecho o infarto agudo de miocardio. También se pueden producir arritmias.

El caso de la diabetes, quizás sea más singular porque es una enfermedad silenciosa…

Sin duda. La diabetes puede afectar durante años a muchos órganos, entre ellos el corazón, de una forma silente. Por eso hay que prestar especial atención a la dieta y aquellas personas que tengan antecedentes de diabetes en su familia.

Y en el caso del colesterol, ¿existe algún avance para frenarlo?

La mayoría de los tratamientos para combatir el colesterol llevan muchos años en el mercado, son muy buenos y han conseguido reducir las cifras de colesterol hasta alcanzar los objetivos marcados. Existen novedades, como los tratamientos inyectables, que se encuentran en una fase de experimentación. Pero están más indicadas a pacientes con hipercolestorelemia y enfermedades del colesterol mucho más graves de la que se pueden ver en la población general.

A pesar de que estos objetivos se alcancen, la cardiopatía isquémica sigue siendo la primera causa de mortalidad…

Lo sigue siendo porque la población vive más y eso provoca que tengamos más probabilidades de desarrollar enfermedades. Además, vivimos en una sociedad donde las dietas poco equilibradas y ricas en grasas saturadas son muy frecuentes. De hecho, el Índice de Masa Corporal para valorar la posible obesidad de una persona es más alto de lo recomendable; lo que implica que haya más probabilidad de que los niños y niñas terminen siendo obesos y desarrollen enfermedades cardiacas.

Y el estrés…

Podríamos decir que resultaría un desencadenante de la enfermedad cardiaca. Aisladamente no se ha demostrado, de una forma científica, que es causa. Pero sí podría contribuir.

¿Dónde se encuentran los avances en cardiología?

Asistencias ventriculares, el desarrollo de válvulas sin cirugía abierta, utilizando válvulas transcatéter, el empleo de ciertos dispositivos con nuevos marcapasos que ya no necesitan cables… Todo esto ha generado un gran desarrollo en la tecnología aplicada a la cardiología.

* Cardióloga. Hospital Quirónsalud Cáceres

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here