Detienen a un hombre de 32 años por golpear y agredir sexualmente a su pareja en Cáceres de forma reiterada
Imagen de archivo de agentes de la Guardia Civil durante una detención - GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil ha detenido en Sevilla a un hombre de 32 años que contaba con denuncias previas por parte de su pareja por delitos continuados de lesiones y agresiones sexuales. Cabe destacar que la última ocasión fue en Cáceres en el mes de septiembre, momento desde el que se encontraba a la fuga después de que interpusiera la denuncia.

El hombre, con antecedentes por violencia de género hacia otras tres mujeres, ha ingresado en prisión por decreto de la autoridad judicial una vez localizado y detenido en la capital andaluza. Se ha tratado de una operación del equipo de la Guardia Civil pertenecientes al Equipo de Personas de la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) de la Comandancia de Cáceres.

Se le atribuye la presunta autoría de los delitos de maltrato habitual, delito continuado de lesiones y agresión sexual, cometidos hacia su pareja. La víctima denunció los hechos y, aunque el agresor huyó y se encontraba paradero desconocido, la Guardia Civil ha conseguido localizarle y proceder a su detención, decretando la autoridad judicial su inmediato ingreso en prisión provisional.

Las investigaciones comenzaron el pasado mes de octubre, a raíz de la denuncia presentada por la víctima, por unos hechos en los que, sumadas a las «graves lesiones» sufridas en episodios de violencia anteriores, ahora denunciaba la supuesta comisión de varias agresiones sexuales continuadas, llevadas a cabo por parte de su pareja en el domicilio que ambos compartían.

La vivienda fue posteriormente abandonada por la víctima para residir en la casa de unos familiares, en un municipio de la provincia de Cáceres, indica la Guardia Civil en una nota de prensa.

No obstante, y ante el «miedo que su agresor le infundía», aunque a distancia, la mujer volvió a retomar la relación, y se vieron en la ciudad de Cáceres. Una vez aquí, sufrió supuestamente una agresión sexual. Tras ello, su agresor se dio a la fuga encontrándose desde entonces en paradero desconocido.

Los citados agentes de la Comandancia de Cáceres se hicieron cargo de la investigación para el esclarecimiento de los hechos y la detención del supuesto responsable. Cabe destacar que se trata de una situación con «riesgo extremo» para la víctima, que desde un primer momento supuso la activación del «Protocolo de Atención y Protección a Víctimas de Violencia de Género», así como el «Protocolo de Asistencia a Víctimas de Agresión Sexual», de cuyos hechos era competente el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 6 de Cáceres.

Colaboración de testigos 

La investigación ha permitido constatar la supuesta comisión de los delitos investigados, siendo «muy relevante» la colaboración y el testimonio aportado por varios testigos. Con todo ello, los investigadores elaboraron una hipótesis de reconstrucción de los hechos, donde se pudo determinar cómo por parte del hombre se ejercía «un control exhaustivo sobre la víctima».

Tanto es así que la Guardia Civil señala que el agresor dejaba a la víctima encerrada en el domicilio, le quitaba el teléfono móvil para controlar sus llamadas y los contactos que realizaba, «anulando continuamente su capacidad de decisión y libertad de movimientos».

Como último episodio se encuentra la agresión sexual sufrida por la víctima en el mes de septiembre pasado, intentando después «llevársela a la fuerza del lugar». Sin embargo, la mujer «consiguió zafarse y escapar hasta refugiarse en el domicilio de unos familiares, tras lo cual, el presunto agresor huyó, permaneciendo desde entonces en paradero desconocido».

Una vez que este conoció la orden de búsqueda que pesaba sobre su persona, como medida de seguridad cambió varias veces de teléfono móvil. Asimismo, vendió una furgoneta que había alquilado, para lo cual falsificó la documentación necesaria para su transferencia y con los beneficios obtenidos adquirió una motocicleta de gran cilindrada, para lo cual volvió a falsificar documentos personales para hacerse pasar por un tercero y poder realizar la transferencia de la misma, presumiblemente, para huir con mayor facilidad en caso de ser identificado por algún agente.

Detención en Sevilla 

La «minuciosa labor» de investigación que han desarrollado los agentes permitió obtener su localización en Sevilla, donde incluso había comenzado una actividad laboral con documentación falseada.

De esta forma, y habiendo obtenido los indicios de criminalidad necesarios, se procedió a la detención del hombre, de 32 años de edad, a quien le constan antecedentes por delitos de violencia de género cometidos hacia a otras tres mujeres.

La Guardia Civil ha instruido las correspondientes diligencias por la supuesta comisión de los Delitos de Maltrato Habitual, Delitos continuados de Lesiones y Agresión Sexual, además de por los delitos de Falsedad Documental y Apropiación Indebida.

El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 6 de Cáceres, cuyo titular ha decretado su inmediato ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, en base a las investigaciones desarrolladas y a los diferentes indicios aportados.

Cabe recordar que el 016 es un número de teléfono gratuito y confidencial que atiende a todas las víctimas de violencia machista las 24 horas del día en 53 idiomas. Ante una situación de emergencia, se puede llamar al 112 o a los teléfonos de la Guardia Civil (062) y de la Policía Nacional (091).

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here