Primer caso de sumisión química por pinchazo
Varias mujeres sostienen diferentes pancartas en una manifestación contra la sumisión química, a 20 de noviembre de 2021, en Madrid (España). Isabel Infantes / Europa Press. Archivo.

El Servicio Extremeño de Salud (SES) confirmó durante la jornada de ayer que la madrugada del viernes al sábado los servicios sanitarios atendieron a un menor en Madrigal de la Vera (Cáceres) tras recibir un pinchazo. «Se activó el protocolo por posible sumisión química, traslado al hospital, toma de muestras y aviso a las autoridades judiciales», ha informado, pese a que «aún no hay resultados de las analíticas».

De todas maneras, el SES ha aclarado que «la paciente no precisó ingreso hospitalario».

La Guardia Civil está investigando el que sería el primer caso de sumisión química en Extremadura.

Hay que recordar que el SES ha emitido esta semana una alerta sobre sumisión química, ya que 3 mujeres han  alegado haber sido víctimas de pinchazos en discotecas, zonas y eventos de ocio en diferentes puntos de España durante las últimas semanas.

Según la Junta de Extremadura, el uso de sustancias psicoactivas como forma de violencia contra la mujer «no es reciente», pues en los últimos años se ha producido un aumento en la frecuencia de su utilización, particularmente en relación con la violencia sexual y contra la libertad sexual.

Esta forma de violencia contra la mujer facilitada por sustancias psicoactivas «es una expresión general más de la violencia machista».

Con esta estampa, los profesionales que atienden los servicios de urgencias son quienes suelen detectar la sumisión química por pinchazo y, por esta razón, el Servicio Extremeño de Salud ha emitido una alerta sanitaria para informar a los profesionales sanitarios y para que las afectadas sepan cómo actuar.

Así, la víctima de un pinchazo para la sumisión química, deberá comunicar el hecho en el mismo momento a sus acompañantes, si los tiene y, acto seguido, deberá llamar al 112 y seguir sus instrucciones. Igualmente, deberá acudir de forma inmediata al centro hospitalario más próximo.

En esta línea, el SES recuerda que la demora en acudir a un centro sanitario por parte de la víctima y la recogida de muestras biológicas con fines toxicológicos «es inversamente proporcional a las posibilidades de detectar las sustancias habitualmente implicadas en casos de sospecha de sumisión química».

Una vez en el centro hospitalario los profesionales sanitarios atenderán a la persona afectada. Luego, se procederá, entre otras actuaciones, a su estudio y recogida de muestras, valorarán si activar el protocolo de profilaxis postexposición a VIH/sida y, si procede, darán aviso a la autoridad judicial.

Asimismo, y en el caso de que se sospeche agresión sexual, se activará el protocolo correspondiente, señala la Junta de Extremadura.

FuenteEuropa Press/Avuelapluma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí