Con lo que te gusta una verbena, ¿cómo estas llevando el confinamiento?

No está siendo nada fácil porque, como sabes, soy un culo inquieto y estar todo el día encerrado en casa… Creí que iba a ser más corto, pero en el momento que vi el tema se alargaba…. Intento profundizar en cosas en las que antes no tenia tanto tiempo e intenté hacer cosas nuevas. Rellenar el tiempo con cosas que me gustan, porque si no, no aguantaría!

Vamos a ponernos un poco serios por un momento, como trabajador de la cultura ¿te ha afectado mucho esta crisis sanitaria?

Éste 2020 iba a ser mi año. Pinchar en el Wizink Center en Horteralia era el cúlmen de mi carrera artística. Aparte de eso, el X Aniversario de ‘Los Palomos’ lo estaba preparando a conciencia y con mucha ilusión. El verano lo tenía completo con ‘La Banda De West’ y varias fechas con la gira ‘Diva´s Disco con Roser’. La verdad es que esto es un desastre. Estoy planteándome alternativas porque es mi ruina total y más con mi negocio, el Pub Nebbia, cerrado hasta nueva orden. Moralmente, aunque parezca lo contrario, estoy hundido…

Ahora sí, ¿cómo se te ocurre montar estas fiestas en tu casa? ¡No falta un perejil!

Pues yo solo y pensar en la gente que estaba igual… ¡Con lo que me gusta un sarao pensé que podía compartirlo con los demás! Así que decidí montar los bártulos en casa y hacer directos que son una auténtica locura. Tengo seguidores de media España que me escriben a diario ¡incluso entra gente a verme desde Australia! ¡Un escándalo! Y yo reconozco que me lo paso pipa.

He de confesar que sueño con tener tu colección de americanas ¿de dónde sacas esta indumentaria?

¡Jajajaja! Si vieras la de gente que me pide mis chaquetas… Siempre me preocupo mucho por mi imagen en los shows. Lo de mis chaquetas ha sido un trabajo de campo… llevo años buscando ropa así y ahora he dado con una empresa holandesa que tiene un surtido espectacular. A pesar de eso…¡sigo investigando y comprando ropa por medio mundo!

¿Por qué nadie puede perderse tus shows caseros?

Mis shows siempre van cargados de humor, buen rollo y mucha participación. La gente se implica mucho y lo vive desde el principio, piden canciones, aplauden, se disfrazan… Las sesiones son puro Horteralia donde todo está permitido. Reconozco que reniego del reggaeton y la música de ahora que me aburre. Éstas son sesiones remember, millennials, horteras y experimentales. Si te encaja, estás invitad@. ¿Te atreves?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here