El Ayuntamiento de Cáceres realizó ayer lunes un acto institucional en el Foro de los Balbos con motivo del Día Internacional de la Mujer (8M), en el que ha premiado a la empresaria Victoria Bazaga y a la periodista Elisa Blázquez por su lucha feminista. La emocionante ceremonia ha rendido también un homenaje a la que fuera presidenta de la Diputación de Cáceres, Rosario Cordero, que falleció pasado 24 de diciembre a los 54 años.

El acto ha contado con todas las medidas de seguridad: aforo limitado, distancia social en un recinto al aire libre, mascarillas y gel. Así, el Consistorio cacereño ha reconocido también la labor de cuatro asociaciones propuestas por el Consejo de la Mujer por su aportación a la lucha por la igualdad. De esta forma, han sido galardonadas la asociación de mujeres progresistas Margarita Nelken, la asociación de mujeres de Aldea Moret, la asociación Superwoman y la Secretaría de la Mujer de CCOO.

Durante el evento Tamara Fernández y Marta Monroy, dos jóvenes con discapacidad intelectual de Aspainca, han leído un manifiesto feminista y han dado voz a las mujeres durante este año de pandemia que “ha agrandado las desigualdades de las mujeres y las niñas”.

“Hemos corrido mayores riesgos de contagio por nuestra doble exposición y por ocupar mayoritariamente el sector sanitario y social; hemos perdido nuestros trabajos y el confinamiento ha supuesto un recrudecimiento de la violencia machista al mantener a las mujeres aisladas y alejadas e los recursos de apoyo a víctimas”, argumenta el manifiesto del 8M.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Ayuntamiento de Cáceres (@ayto_caceres)

Posteriormente, la concejala de Asuntos Sociales del Ayuntamiento to de Cáceres, María José Pulido ha entregado el Premio Mujer 2020 a la empresaria y emprendedora Victoria Bazaga, que no pudo recogerlo el año pasado porque se suspendieron todos los actos dada la situación de la pandemia.  

La actual presidenta de la Federación de Turismo Rural de Extremadura (Fextur), que también ha sido presidenta del club Rotary, es una defensora de los derechos de las mujeres y ha luchado por eliminar las barreras de género en el ámbito empresarial para las mujeres.

En su discurso, Bazaga ha recordado que “siempre” ha perseguido sus proyectos “en una tierra muy difícil” en la que ha asumido retos. Igualmente, ha tenido un recuerdo para las mujeres “triunfadoras” que le enseñaron que hay que dedicar tiempo “a las que no tienen éxito pero sí muchos problemas”.

“Eso me hizo ver que tenía que conseguir estar en los sitios donde se podían cambiar las cosas y tuve que luchar mucho para ser la primera mujer que liderada asociaciones, que estuviera en consejos y que trabajara en esos nichos que solo estaban destinados a los hombres, y creo que desde esa posición de liderazgo siempre podía hacer un poquito más“, ha subrayado en su discurso.

Bazaga ha recordado que en esta época postcovid, “la mujer vuelve a tener un papel terrible y la empresaria vuelve a tener una situación de dificultad añadida a la de siempre” porque “cuando hay crisis económica y social, hay más crisis en la mujer”. Por eso, ha realizado un llamamiento a las mujeres que han conseguido una posición de liderazgo para que “ayuden a todas esas mujeres que necesitan apoyo y empuje” desde cualquier ámbito de la sociedad. “Vamos todas juntas a conseguir un mundo mucho más igualitario”, ha concluido.

Por su lado, la periodista Elisa Blázquez Zarcero ha recibido el Premio Mujer 2021 de la mano del alcalde de Cáceres Luis Salaya. Bláquez estudió Ciencias de la Información en la Universidad Complutense de Madrid, y su carrera como periodista ha transcurrido en diferentes medios de prensa, radio y televisión.

Cabe destacar que fue la primera mujer presidenta de la Asociación de Periodistas de Cáceres y siempre ha estado involucrada en temas sociales así como su participación en diferentes plataformas que luchan por los derechos de las mujeres, los refugiados, etc.

En su discurso, Elisa Blázquez ha recordado a las mujeres que, a lo largo del tiempo, “se saltaron los estereotipos y dejaron huella propia pero que fueron ocultadas por la historia”, como María de Escobar que fue la mujer llevó el trigo a América en el siglo XVI y que la reconocieron una Encomienda que se le quitó porque “el comendador pensó que una mujer no merecía ese reconocimiento por el mero hecho de ser mujer”.

“Gracias a ella y a todas las que han luchado hasta ahora por que todas podamos estar aquí. Gracias a las pasadas, a las presentes y a las futuras y a todas las mujeres que pensamos que una sociedad más justa es lo que tenemos que conseguir”, ha resaltado. Además, ha mostrado su solidaridad con las mujeres que sufren, “las asesinadas, las explotadas, las mujeres prostituidas, las anuladas, las refugiadas, las migrantes, las que viven bajo el horror y la guerra”. Para terminar ha lanzado un conjuro por la igualdad.

Homenaje a Charo Cordero

Tras la entrega de premios a estas dos mujeres, se ha otorgado también un galardón a Rosario Cordero, la que fuera presidenta de la Diputación de Cáceres y que murió el pasado 24 de diciembre. Su hermana ha recogido el retrato dibujado por la artista María Polán, que se ha entregado de forma personalizada a cada mujer premiada en este 8M.

Después ha tomado la palabra el alcalde de Cáceres, Luis Salaya, quien ha hecho una semblanza de la también alcaldesa de Romangordo así como de su contribución a la igualdad, sobre todo “a la mujer rural”.  “Charo ha sido un regalo para quienes tuvimos el privilegio de conocerla, de sentir su mirada que, unas veces nos arropaba, y otras muchas nos empujaba fuera de la comodida política de quienes no aspiran a cambiar nada”, ha dicho en su discurso.

“Charo siempre nos animaba a caminar desde la crítica, desde el debate y desde la búsqueda de los objetivos marcados”, ha remarcado el regidor cacereño que ha recordado las palabras de la presidenta que decía que “siempre hay que buscar una solución a los problemas y si no se encuentra la tarea es seguir buscándola”. “Quien tenía un acuerdo con Charo, tenía un acuerdo grabado en piedra”, ha subrayado.

El regidor cacereño ha puesto como ejemplo a Rosario Cordero, a quien ha calificado como “una mujer hecha a sí misma a través de un gran esfuerzo personal”, y ha recordado que una de sus grandes aportaciones fue luchar por los desequilibrios territoriales, equilibrar lo rural y lo urbano, y pelear la igualdad de oportunidades.

Salaya también ha recordado que la pandemia ha acrecentado la “brecha” de la igualdad entre hombres y mujeres porque “los que esperan una excusa para renunciar a la igualdad aprovechan cualquier crisis para ello”. “Tenemos que estar en guardia para cerrar esas brechas en lugar de abrirlas más”, ha finalizado.

“Queda mucho trabajo por hacer en esta tarea de la igualdad de oportunidades y hemos tenido que empezar demasiado pronto a andar este camino sin Charo, pero debemos hacerlo juntos”, ha reiterado Salaya. Además, ha puesto en valor la apuesta de Cordero por lo cotidiano, en su tono tranquilo y siempre dispuesta a dialogar para resolver los conflictos. Así, ha invitado a la ciudadanía a “seguir cumpliendo los sueños”, algunos de los cuales consiguió la que fuera presidenta de la Diputación de Cáceres desde 2015 hasta su fallecimiento.

El acto, que ha comenzado con un minuto de silencio por todas las víctimas del Covid y de la violencia de género, ha contado con la presencia de concejales de los grupos políticos, representantes militares y de otras instituciones. La ceremonia ha concluido con una actuación musical a cargo de la cantautora Sara Lugarda, que ha interpretado la canción titulada ‘Mujer valiente’.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here