Badajoz atribuye el descenso de contagios al cumplimiento de las normas
Calle Menacho de Badajoz - EUROPA PRESS

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Badajoz ha valorado de forma positiva el descenso del número de contagios de Covid-19 en la ciudad en las últimas semanas. Así, considera que “la situación ha estado tan mal” que la población “ha sido escrupulosa” en el cumplimiento de las restricciones y medidas, tanto en los espacios públicos como en sus contactos particulares.

El primer teniente de alcalde, Ignacio Gragera, ha realizado estas declaraciones a preguntas de los periodistas en una rueda de prensa telemática este viernes en la que ha informado de los acuerdos adoptados en la Junta de Gobierno Local.

Según ha remarcado Ignacio Gragera, los contagios en Badajoz están a la baja al igual que la incidencia acumulada, que hace 10 días “estaba disparada casi en 1.400” y este jueves ya se situaba en 700 u 800, “con lo cual van bajando y es una buena noticia”. En esta línea, opina que “la situación ha estado tan mal que la gente ha interiorizado la problemática y ha sido escrupulosa en el cumplimiento de las restricciones y de las medidas, no solo en los espacios públicos, que ya estaban muy controlados”.

“También en sus contactos particulares y en el interior de sus viviendas y de su vida personal, que era una de las problemáticas que nosotros nos estábamos encontrando y que estábamos viendo y es el hecho de que la gente era muy muy cumplidora en espacios públicos, comercios, hostelería, espacios de trabajo”, ha apostillado, mientras que “luego en sus espacios particulares de convivencia y de relaciones sociales no estaba siendo tan tan escrupulosa”.

A juicio de Grajera, la consecuencia del aumento “exponencial” de casos es que “la gente sigue cumpliendo en lo público, pero además ya está cumpliendo en lo privado” y “por tanto” esa incidencia acumulada en Badajoz “va bajando”.

Asimismo y sobre el hospital provisional instalado en Ifeba, ha aclarado que, tal y como se dijo, faltan algunos materiales sanitarios, según la información que maneja el ayuntamiento, y que “a día de hoy” lo que saben es que “por ahora no está siendo necesario” derivar allí a ningún paciente, lo cual es “buena noticia”. De todos modos, se ha remitido al Servicio Extremeño de Salud (SES) a todas las cuestiones relativas a la utilización final de este espacio.

Hostelería 

Sobre la propuesta de los hosteleros de Cáceres para que se pueda abrir en aquellos municipios donde la incidencia acumulada sea inferior a los 500 casos por 100.000 habitantes, Gragera ha mostrado el “apoyo” del gobierno local. Así, opina que si la situación sanitaria lo permite “lo razonable es, en espacios abiertos, permitirles de alguna manera que puedan desarrollar su actividad”, algo que considera que comparten “muchos” de los que están “en el día a día” en la ciudad y en toda la región. Además, ha recordado que, desde el sector, les han planteado “en muchísimas ocasiones” que lo que quieren es que “les dejen trabajar”.

“No quieren beneficios más allá del mero desarrollo de su actividad si la incidencia acumulada lo va permitiendo”, ha añadido, junto con que “con el suficiente control, como pueda ser el poder realizar incluso autorizaciones como se ha hecho en otras ocasiones con autorizaciones de veladores, controlando distancias de seguridad y demás” se podría “empezar a plantear también una posibilidad para estos empresarios de poder abrir”.

Y es que, como ha subrayado Gragera, en primer lugar “está en riesgo” la salud, pero también el futuro de miles de familias en la región dedicadas directa o indirectamente a la hostelería. Por tanto, ha reiterado que si la incidencia acumulada sigue bajando en Badajoz, al igual que se ha flexibilizado la apertura del comercio, se debería hacer con la hostelería en las condiciones y con los requisitos que las autoridades sanitarias decidan, y “al menos” en espacios abiertos cuando el tiempo “comience a acompañar”.

Con respecto a los centros comerciales, ha reconocido que entiende “perfectamente las quejas de todo el sector” y que, desde el Centro Comercial El Faro, tienen “razón” en señalar que “muchos” de los “inquilinos” de dicho espacio comercial son pequeños empresarios y comerciantes de la ciudad.

Por todo esto, ha pedido que, “siempre y cuando se cumplan escrupulosamente todos y cada uno de los requisitos de ventilación, de aforos, y aquellos otros que la Junta de Extremadura quiera imponer”, que se estudie también la posibilidad de, a medida que vayan bajando los contagios en Badajoz, “ir abriendo un poco la mano”.

Sobre esto último, ha ahondado en que se haga “con control” y “vigilancia para que se cumplan esas medidas”. Además, ha pedido que se cuente con la colaboración de los empresarios de la ciudad, que da por “descontado” y ante lo cual ha sumado que ve a diario cómo se cumplen los aforos o hay colas “perfectamente organizadas” en los centros comerciales abiertos o tiendas de la ciudad.

Ayudas municipales

Por último, sobre la convocatoria de ayudas para negocios que han tenido que cerrar, el portavoz del equipo de gobierno ha explicado que están estudiando la manera de entregarlas. De hecho, “en principio” era de siete días, pero “va aumentando” y tienen que ir “ajustando” tanto las cantidades, como las propias líneas.

Según ha concretado, un 80 o 90% de las bases estaban ya terminadas una vez que se decretó el cierre del comercio y la hostelería a principios de enero, pero ha habido variaciones, como las que tienen que ver con los gimnasios, y han tenido que ir ampliando el objeto y seguir trabajando. No obstante, confía en que las bases “estén listas cuanto antes” a mediados de este mes de febrero, y que puedan intentar lanzarlas para el mes de marzo.

“Es una previsión que se hace sin saber muy bien hasta cuándo va a durar este cierre definitivo, y hasta cuándo vamos a tener que ampliar los periodos de justificación de esas subvenciones”, ha subrayado para matizar que en el consistorio de la capital pacense trabajan con convocatorias de subvenciones que se inician cuando ha terminado el periodo de justificación, y no quieren “dejar a algunos empresarios que tengan gastos por justificar sin la posibilidad de hacerlo por adelantar la convocatoria”.

Por último, Ignacio Gragera ha confiado en que las restricciones “terminen pronto”, lo cual será en cualquier caso “buena señal” sobre los contagios en Badajoz, y en sacar dicha convocatoria en torno a primeros de marzo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here